Get Adobe Flash player

Para Colombi, el Pacto Fiscal III “es una victoria de todos”

Pidió avanzar en los consensos, que en su opinión son el inicio de las transformaciones. Dijo que falta mucho para alcanzar las metas. También abogó por terminar con las asimetrías de precios entre la Capital Federal, la provincia de Buenos Aires y el interior.

"Fue una victoria política de todos”. Ese es el resumen que hizo el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, respecto del acuerdo político entre la Presidencia de la Nación y 22 provincias para avanzar en las políticas de reformas que impulsa Mauricio Macri. El Mandatario local fue parte activa del diálogo desde el lanzamiento de la propuesta de “consensos básicos” anunciados por el Jefe del Estado nacional.

Para Colombi “sin acompañamiento no había acuerdo. El resultado electoral fue importante y la impronta que le dio el Presidente también”, y en ese contexto le preguntaron si interpretaba el denominado Pacto Fiscal III como una victoria política de Macri y respondió que fue la de todos los sectores involucrados. Aunque reconoció que el acuerdo celebrado el jueves con los mandatarios es tan sólo el inicio y destacó que el nuevo consenso se encamina “hacia la construcción de un país federal”. Asimismo se manifestó crítico con el gobierno anterior y que con el kirchnerismo en el poder hubiera sido imposible.

Colombi elogió las reformas que encara el presidente Mauricio Macri, especialmente el consenso fiscal que se acordó con gobernadores de todo el país. Para el Mandatario el acuerdo entre las jurisdicciones “puede marcar una nueva relación no sólo entre las provincias y la Nación, sino para el país en general, se están sentando bases muy importantes que son necesarias”. “Todos tuvimos que ceder algo”, manifestó y agregó que “lo importante es que esto se dio en un marco muy importante de consenso y diálogo, cosa que antes no había” e insistió con decir “nos juntamos los 23 gobernadores a decirle al Presidente en qué no estábamos de acuerdo, fue algo inédito. Ha primado el interés nacional”. Aunque celebró el acuerdo reiteró su concepto de que no fue fácil porque “fueron discusiones largas, de alto contenido, un debate intenso. Eran 23 realidades diferentes”.

- Reforma laboral

El Gobernador correntino no rechazó responder sobre las propuestas de cambios en la legislación del trabajo o previsional sobre los cuales expresó: “La reforma laboral tiene mucho que ver con marcar el camino a un país diferente”. Manifestó su convicción respecto a que “la economía debe crecer y con la reforma apostamos a un futuro totalmente diferente de lo que hemos transitado”. Destacó el hecho de que “el Gobierno nacional, no sólo buscó acuerdo con los gobernadores, sino con sectores que estaban en sus antípodas y encontraron un punto común”.

Agregó que en ese diálogo “apareció el senador Miguel Ángel Pichetto, (jefe de la bancada peronista) y dijo que así no, pero que había que buscar entre todos otro camino y mejorarlo. Así se acordó la reforma de los artículos, entre todos, y hoy la reforma jubilatoria tiene el aval de los gobernadores”. Al insistir en su posición de que con el acuerdo alcanzado es el primer paso de un camino de transformaciones, Colombi manifestó que “esto no termina acá, es el inicio, hay que seguir construyendo un país mucho más federal”.

- Terminar con las asimetrías tarifarias

Respecto de cómo quedará la distribución de fondos después del reconocimiento al reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal, expresó: “Estoy de acuerdo con los beneficios que consiguió la provincia de Buenos Aires, ahora hay otras 22 realidades que deben ser contempladas porque todavía hay asimetrías”. En ese tren reclamó “terminar con las diferencias tarifarias donde la Capital y la provincia de Buenos Aires tienen subsidios que no tenemos nosotros. En Corrientes un tubo de gas de 45 kilogramos vale 2.500 pesos. ¿Cuánto tienen que consumir en Buenos Aires para pagar esa cantidad de plata por el servicio de gas?”. Agregó que “los precios del combustible siguen siendo diferenciales. En el Norte lo pagamos mucho más caro, por flete y transporte. No es fácil producir a 1.000 kilómetros del puerto de Buenos Aires. Pero este fue el inicio para profundizar el país federal que queremos”.