Get Adobe Flash player

Falleció el joven que recibió un balazo

Minutos antes de las 9 de la mañana de ayer, desde el hospital Escuela, informaron que el joven Ángel Sánchez de 20 años quien se encontraba internado gravísimo al recibir un disparo en la sien, falleció. Los últimos datos indican que sólo hay una persona detenida quien sería el autor material.

El tremendo caso en el que un joven fue baleado en la cabeza durante una pelea callejera en la capital correntina, pasó a ser caratulado como homicidio ya que durante la mañana de ayer se produjo la muerte de la víctima, un muchacho de 20 años de nombre Ángel Sánchez, lo que complicaría la situación del hombre sospechado de haberlo matado, un sujeto identificado como Lucas Ariel G., quien fue interceptado cuando tenía en su poder un arma de fuego. Además de Ariel G., habían sido demorados el hermano de este, identificado como Gustavo G., de 40 años, y otra persona de apellido Vallejos.

Los tres habrían estado juntos al momento en que Ángel fue hasta un domicilio del barrio Primera Junta, y protagonizó una gresca que finalizó cuando un hombre salió de un ventanal y le asestó un disparo en la sien, según indicó una vecina a emisoras radiales ante las cuales señaló que observó el momento en que la víctima fue alcanzada por una bala y cayó malherida. La misma mujer dijo en su relato que el muchacho fue a reclamar dinero de un trabajo (según pudo escuchar la testigo) y que agarró una piedra, ante lo cual recibió el balazo.

Según informó ayer la Policía, en las últimas horas fueron liberados el hermano del presunto autor material y el hombre identificado como Vallejos. De esta manera solamente se encuentra detenido Lucas Ariel G., en cuyo poder tenía un revólver calibre 38. La gresca aconteció cerca de Cazadores Correntinos y la esquina con Chacabuco, ya cerca del límite del barrio Primera Junta con el Unión. Según testigos, el agresor estaba en compañía de otros dos sujetos. Las llamadas de alerta de que se estaba produciendo una balacera, motivó a que los agentes policiales llevaran adelante un gran despliegue en la zona mencionada.

Allí encontraron muy grave al muchacho de 20 años, quien en la sien exhibía un orificio de entrada, lo que dio la pauta que la bala se le incrustó en zona del cráneo. Las fuentes consultadas, indicaron que el joven fue llevado hasta el nosocomio en un vehículo particular, quedando en el área de terapia intensiva. Al poco tiempo, agentes de la división Antiarrebato informaron que había sido detenido un primer sospechoso, quien terminó por ser el sospechado por el asesinato. Luego de ser reducido, los agentes lo palparon y se dieron cuenta que el hombre tenía consigo un revólver calibre 38. Anoche la Policía se desplegó preventivamente afuera de la construcción mencionada, debido a que recibió el alerta que allí se congregó un grupo de personas con fines poco claros. No obstante, luego se dijo que fue “una falsa alarma”.