Get Adobe Flash player

Por segunda vez detuvieron a golpes a penitenciario que roba a mujeres

Se trata de un suboficial, quien actualmente se halla en situación de “pasividad”. En marzo del año pasado le dieron una paliza por arrebatar una cadenita. Y ahora lo redujeron a golpes antes de entregarlo a la Policía. Para sustraer un celular agredió a una chica.

Un gru­po de “ve­ci­nos jus­ti­cie­ros” re­du­jo a gol­pes a un agen­te del Ser­vi­cio Pe­ni­ten­cia­rio de Co­rrien­tes, cuan­do lo des­cu­brie­ron tra­tan­do de es­ca­par con un te­lé­fo­no ce­lu­lar que le ro­bó a una mu­jer, en un ba­rrio de la zo­na Su­res­te de la ca­pi­tal pro­vin­cial. Se tra­ta, na­da me­nos, del hom­bre a quien el año pa­sa­do tam­bién “lin­cha­ron” des­pués de arre­ba­tar una ca­de­ni­ta ba­jo la mo­da­li­dad de mo­to­cho­rro. El pro­ta­go­nis­ta de am­bos ca­sos fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Ra­úl Gó­mez quien, to­da­vía de acuer­do a fuen­tes ex­tra­o­fi­cia­les, no fue exo­ne­ra­do de la ins­ti­tu­ción de se­gu­ri­dad, si­no que se en­cuen­tra en si­tua­ción “pa­si­va” des­de aquel pri­mer de­li­to.

A ra­íz de es­te se­gun­do ilí­ci­to, co­me­ti­do en “fla­gran­cia”, to­do apun­ta a que las au­to­ri­da­des no ten­drán más im­pe­di­men­tos que ex­pul­sar­lo sin ate­nuan­tes de por me­dio. El úl­ti­mo epi­so­dio, si bien tras­cen­dió el fin de se­ma­na, su­ce­dió el jue­ves en el ba­rrio Par­que In­ge­nie­ro Se­ran­tes. Fue, pre­ci­sa­men­te, a es­ca­sos me­tros de la in­ter­sec­ción de ca­lle Bor­ges Sá y Pa­sa­je So­la­ri. De acuer­do a la im­pu­ta­ción que pe­sa so­bre Gó­mez, ese día sor­pren­dió a una chi­ca en la vía pú­bli­ca e ini­ció la fu­ga. Pre­sun­ta­men­te an­da­ba jun­to a un cóm­pli­ce, se­gún se pudo conocer.

En de­fi­ni­ti­va, ve­ci­nos del ba­rrio es­cu­cha­ron pe­di­dos de au­xi­lio y ob­ser­va­ron al au­tor del ro­bo tra­tan­do de ale­jar­se. En­ton­ces co­men­za­ron a per­se­guir­lo has­ta una vi­vien­da a la cual ha­bría in­gre­sa­do sal­tan­do un mu­ro. En­tre va­rios hom­bres so­me­tie­ron a Gó­mez a una pa­li­za. Lo ti­ra­ron so­bre la ve­re­da mien­tras le re­cri­mi­na­ban ese de­li­to y tam­bién otro que no lo­gró con­su­mar, su­ce­di­do, se­gún uno de los ve­ci­nos en con­tra de una jo­ven a la que ha­bría ame­na­za­do con un ar­ma. Lue­go de al­gu­nos mi­nu­tos, el la­drón fue en­tre­ga­do a las au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría Vi­ge­si­mo­pri­me­ra. “Lo ma­nia­ta­ron con el cor­dón de una de sus za­pa­ti­llas”, in­di­có un tes­ti­go.

En la no­che del 6 de mar­zo de 2017, Gó­mez sus­tra­jo una ca­de­ni­ta a una mu­jer cuan­do ella cir­cu­la­ba en una mo­to­ci­cle­ta jun­to a su es­po­so y el hi­jo me­nor de am­bos. Es­tas tres víc­ti­mas ca­ye­ron al pa­vi­men­to, al ser de­ses­ta­bi­li­za­das. Su­ce­dió cer­ca de la in­ter­sec­ción de la ave­ni­da Pre­si­den­te Pe­rón y Sán­chez de Bus­ta­man­te, en el ba­rrio 17 de Agos­to, des­de don­de el de­lin­cuen­te jun­to a un cóm­pli­ce fu­ga­ron en di­rec­ción a la Ru­ta Na­cio­nal 12, tam­bién en una mo­to. Se­gún se in­di­có, el ma­ri­do de la mu­jer que su­frió el arre­ba­to co­men­zó a se­guir a los agre­so­res. La per­se­cu­ción se ex­ten­dió ca­si unas 20 cua­dras has­ta que lo­gró in­ter­cep­tar­los en Ru­ta 12, en cer­ca­nía a los gal­po­nes de una co­no­ci­da em­pre­sa de­di­ca­da al en­vío de en­co­mien­das y men­sa­je­rí­a. En ese si­tio, ayu­da­do por otras per­so­nas, ata­ca­ron a gol­pes al mal­vi­vien­te. Su cóm­pli­ce, en tan­to, al­can­zó a huir de­ján­do­lo li­bra­do a su suer­te. Lue­go lle­gó la Po­li­cí­a.