Get Adobe Flash player

Los ex intendentes de Perugorría Lesieux y Corona se entregaron ante la justicia

Se encuentran detenidos en una comisaría de Curuzú Cuatiá en compañía de su abogado Lucio Portel. Se pusieron a disposición del Juez, Martín Vega, quien había pedido su detención. Cabe recordar que se habían fugaron en diciembre del año pasado, luego de una orden de captura por el presunto desvío de 45 millones de pesos para viviendas y otras obras que nunca se concretaron.

El matrimonio de exintendentes de Perugorría, Jorge Corona y Angelina Lesieux, investigados por desvío de fondos públicos para viviendas, y prófugos desde diciembre último, se entregó finalmente ayer cerca del mediodía en Curuzú Cuatiá. Afirmaron ser inocentes. Corona y Lesieux se apersonaron cerca de las 11 en la sede de la Unidad Regional III de la Policía provincial en Curuzú Cuatiá. Allí fueron arrestados, esposados y trasladados por efectivos al Juzgado de Instrucción de esa localidad, donde prestaron su primera declaración como imputados ante el juez Martín Vega, quien lleva adelante la investigación por el desvío de unos $45 millones destinados a viviendas públicas.

Una vez finalizado el procedimiento en sede penal, ambos fueron trasladados a la Comisaría Primera, donde fueron alojados. Con ellos, son cinco en total los imputados en la causa que lleva adelante Vega, en el marco de la megacausa nacional que tiene en el banquillo al exministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Luego de declarar, los acusados manifestaron a la prensa local que están “separados”, y al mismo tiempo coincidieron al considerarse “inocentes”. “Confiamos en la Justicia, ella tendrá la última palabra”, fueron sus palabras antes de ser llevados a sus respectivas celdas. Los kirchneristas Lesieux y Corona tenían un pedido de captura desde el 19 de diciembre pasado, cuando en el marco de una serie de allanamientos no fueron encontrados en su domicilio.

Ese mismo día fueron detenidos la exsecretaria de Gobierno, Patricia Vera, la extesorera Sabrina Lammens y el contador y ex auditor del Municipio, Ernesto Moray Mussio. Para localizarlos, la Justicia solicitó la colaboración de Interpol, que libró una orden de captura internacional, luego de que desde su cuenta personal en Twitter, la ex jefa comunal publicara el 21 de diciembre: “Ya estamos en Cancún. Besitos”. En tanto, el juez Vega los imputó por los supuestos delitos de asociación ilícita en calidad de organizadores, malversación de caudales públicos y fraude en perjuicio de la administración pública en concurso real.

Todos esos delitos en relación al presunto desvío de 45.000.000 de pesos provenientes de programas nacionales para la construcción de viviendas sociales que, sin embargo, fueron entregadas incompletas y sin obras complementarias, de acuerdo con la denuncia iniciada desde la Oficina Anticorrupción. Corona estuvo al frente del Municipio – ubicado a 235 kilómetros de la capital correntina -entre los años 2005 y 2013, mientras que Lesieux – quien actualmente es concejal – estuvo desde 2013 a 2017. La situación de ambos se vio más complicada aún con los resultados del último allanamiento realizado en el domicilio del matrimonio, donde se encontraron elementos vinculados con la causa. Entre ellos, el juez de Instrucción Vega confirmó electrodomésticos varios hallados en el lugar y adquiridos con recursos municipales, y el secuestro de documentación que despertó fuertes sospechas entre los investigadores, que ahora tratan de dilucidar si durante sus gestiones, tanto Corona como Lesieux tenían en ese domicilio una oficina municipal paralela.