Get Adobe Flash player

Arrebatador tenía en su casa motopartes y teléfonos celulares

El delincuente tenía orden de captura. Cometía sus delitos a bordo de motocicletas. En un operativo aprehendieron a otro motochorro.

En muchacho era intensamente buscado por la Policía luego que recibiera denuncias de vecinos que fueron víctimas de sus arrebatos. El delincuente, de 20 años, se trasladaba en una motocicleta distinta cada día según se desprendió de una investigación. Con una orden de allanamiento lograron detenerlo. Se secuestró, además, cientos de motopartes y más de veinte teléfonos celulares, entre otros objetos. Por otro lado, en el barrio San Gerónimo otro arrebatador quedó tras las rejas.

En un operativo conjunto, uniformados de la comisaría Novena, personal del Grupo de Rápida Intervención Motorizada 4 (GRIM4) y de la Policía de Alto Riesgo lograron secuestrar motopartes y un total de 25 teléfonos celulares de distintas marcas. El procedimiento se realizó tras contar con una orden de allanamiento en el domicilio del sospechoso identificado con el apellido Gómez, de 20 años, sobre quien pesaba varias denuncias por arrebatos. Fue así que al llegar al inmueble, ubicado en el barrio Industrial, el delincuente intentó escapar de los efectivos, pero al verse cercado desistió de su intención.

Tras una requisa en el lugar, la Policía encontró 25 teléfonos celulares de distintas marcas, chasis, frenos, tres motores, ruedas, horquillas, palancas de cambio, guardabarros, pedal de freno, tuercas, espejos, patentes, entre otras partes de motocicletas correspondientes a distintas marcas y cilindradas. Entre otros elementos encontrados había electrodomésticos y documentaciones varias que se sumaron a la causa. “La Policía tenía la información que el sospechoso había delinquido en zonas aledañas a su domicilio, ubicado en el barrio Industrial”, contó una fuente consultada sobre el caso. El aprehendido fue trasladado a la comisaría Novena, donde se realizaron las diligencias del caso y quedó a disposición de la Justicia interviniente. En tanto, los objetos incautados en el domicilio del arrebatador fueron secuestrados, a fin de esclarecer su procedencia.

- Otro malviviente quedó tras las rejas

Uniformados del móvil 747, dependientes de patrulla metropolitana, cuando realizaban tareas de prevención en el barrio San Gerónimo lograron la demora de un sospechoso, quien intentó escapar al ver a los efectivos. El procedimiento fue cerca de las 5 sobre avenida Narciso Laprida y al llegar a calle Pedro Laplace fue cuando visualizaron a un muchacho con actitud sospechosa próximo a una mujer que estaba en una parada de colectivos. Quedó demorado y al solicitarle su identificación se mostró nervioso e intentó huir, por lo que los efectivos procedieron a requisar sus pertenencias. Fue así que hallaron entre sus ropas un cuchillo y en una bolsa un manojo de llaves que no pudo justificar su procedencia, además de un anteojos de sol y algunas documentaciones que no le correspondían. Fue trasladado a la comisaría Decimosexta y quedó a disposición de la Justicia. En la dependencia realizaron la actuación sumarial del caso.