Get Adobe Flash player

Asesinaron a una joven de 16 años en el barrio San Marcos

La muchacha de 16 años, madre de un bebé de seis meses, habría muerto desangrada. Entre cuatro hombres la habrían abusado sexualmente. Hay siete personas detenidas, entre ellas su pareja. No se descartan posibles allanamientos en busca de mayores datos.

Un aberrante hecho ocurrió en un pensionado del barrio San Marcos de la ciudad capital. Una joven madre de 16 años fue encontrada muerta en la habitación de quien sería su pareja. Las primeras investigaciones señalan que el fallecimiento se produjo por un desgarro y posterior sangrado producto de una supuesta violación. Hay siete personas detenidas, entre ellas su pareja de nacionalidad brasileña. Poco después de las 15:30, personal del Destacamento San Marcos tomó conocimiento de un homicidio.

En la habitación de un inquilinato ubicado por calle Honduras entre las avenidas La Paz y Maipú encontraron el cuerpo sin vida de una muchacha identificada luego como Irina Daiana López, de 16 años. Según se pudo conocer, un grupo de cuatro muchachos, tres de ellos de nacionalidad brasileña, estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la esquina del pensionado. En un momento dado, la muchacha de nombre Irina, quien tendría una relación de pareja con uno de ellos, tras una discusión se dirigió junto a su novio hacia la habitación que alquila el muchacho.

Al parecer el hombre quiso tener un encuentro íntimo, pero ante la negativa de la joven habría abusado de ella sexualmente. Los gritos de la muchacha habrían alertado a los demás amigos que estaban en la esquina a pocos metros. Ingresados al lugar, se habrían sumado al acto sexual. Si bien la Policía por estas horas se maneja con varias hipótesis, vecinos y testimonios logrados indicarían que los otros amigos también estuvieron en “esa habitación”. “Acá (por el pensionado) es común escuchar música fuerte o gritos, siempre están de joda”, se escuchó decir de uno de los vecinos que se acercó tras conocerse el fatal hecho.

Ante la requisitoria de periodistas sobre si conocían a la fallecida, respondieron que “ella tuvo un bebé hace poco y suele reunirse con los muchachos”. Irina tenía una cirugía de cesárea de hace 6 meses, confirmó una fuente policial a época, “esto pudo haber hecho que el desgarro sea tal que se desangró y murió, porque no hay heridas cortantes ni golpes, aunque la autopsia determinará su deceso”, indicó una fuente cercana al caso. La joven madre residía en el pensionado junto a su progenitora de nombre Griselda, quien momentos antes del hecho habría estado participando también de la “ronda de tragos”.

- Principal hipótesis

De las primeras averiguaciones, se desprende que el novio de Irina le habría hecho una escena de celos porque se había acercado a otro de los muchachos que estaban en la ronda, lo que motivó su enojo y lo que llevó luego al hecho. En “la ronda de tragos” estaban cuatro hombres, de los cuales uno es argentino mientras que los demás de nacionalidad brasileña. Entre ellos está “De Souza Bacellar”, quien fuera novio de la fallecida y quien quedó detenido momentos antes de tomar un colectivo de larga distancia en la terminal de ómnibus. “Un policía vio cuando uno de los muchachos pasó frente al Destacamento (Honduras y avenida La Paz) con su brazo ensangrentado. Le preguntó que pasó y al no saber qué responder quedó demorado. Luego llevó su declaración al inquilinato y encontraron al cuerpo sin vida de la muchacha”, señaló a este medio una fuente del caso.

Al llegar la Policía al lugar, los mismos vecinos contaron que un tal “Souza” se escapó corriendo y dijo que se iba a la terminal. Fue entonces que los efectivos implementaron un operativo cerrojo y lograron demorarlo antes de subir a un colectivo. El muchacho, pareja de la joven y sospechado de haber sido el autor material del homicidio, tenía sangre en su billetera y en parte de su pantalón. Fue trasladado al Destacamento donde quedó para prestar declaración. Anoche, el hombre habría dicho que actuó solo y pidió que liberaran a los demás involucrados en la roda de tragos. En tanto en la comisaría Séptima fueron trasladados tres mujeres y otros dos hombres, quienes serán testigos de una supuesta discusión y posterior hecho.

Las siete personas quedaron a disposición de la Justicia. El caso fue caratulado como “Homicidio Calificado”, indicó una fuente judicial a este medio, tras tomar conocimiento del hecho. Aunque no se descarta con el avance de la investigación, un cambio de carátula. A la comisaría también fueron llevados a prestar declaración vecinos de la zona como el propietario del inquilinato de nombre “Lalo”, quien conocería cómo eran las reuniones que mantenían los sospechosos en el pensionado.

- Autoridades en el lugar del crimen

Conocido el hecho, llegó al inquilinato la fiscal de instrucción Graciela Fernández Contarde y unos minutos después el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni, quienes se interiorizaron del caso y de las primeras pesquisas que tenía la Fuerza sobre el homicidio. También se hizo presente un equipo de peritos para realizar el trabajo correspondiente, quienes por más de cuatro horas inspeccionaron cada lugar de la habitación. En el dormitorio perteneciente a la pareja de Irina estaba un colchón ensangrentado y el cuerpo de la chica al costado. Secuestraron preservativos y otros elementos que sumaron a la causa. “En la habitación se encontraron bolsos, preservativos con sangre, dinero, teléfonos celular. Todo fue secuestrado y puesto a investigación”, indicó una voz oficial.