Get Adobe Flash player

Chico de 14 años acuchillado en un asalto en la vereda de su casa

El menor fue atacado por un delincuente que trató de robarle un teléfono celular. “Dámelo o te mato acá”, le dijo. Luego le asestó tres puntazos en la cabeza. Como pudo, el adolescente se defendió hasta ser socorrido por familiares. El malviviente escapó corriendo.

Un adolescente de 14 años resultó herido de tres puntazos en la cabeza durante un asalto sufrido en la vereda de su casa de la ciudad de Corrientes, a manos de un malviviente que intentó robarle un teléfono celular. Los gritos de socorro y la intervención de familiares del menor pusieron en fuga al delincuente, quien escapó sin consumar la sustracción del aparato de comunicación. El nuevo caso de inseguridad tuvo lugar en la esquina de calles Vargas Gómez y Pasaje Acosta, en el barrio Sur, a media cuadra de avenida Teniente Ibáñez.

A la madrugada, a eso de las 3:30, el jovencito estaba junto al umbral de la puerta de su domicilio jugando con un celular comprado hace pocos días. Por la vereda de enfrente, pasó caminando un joven para luego dar la vuelta y a paso apurado sorprender al menor, quien al levantar la mirada ya tenía al ladrón parado adelante. “Dame el celular, dámelo o te mato acá”, le dijo el asaltante mientras exhibía el arma blanca. Ante esto, la reacción del adolescente fue comenzar a gritar. El ladrón entonces empezó a agredirlo con un cuchillo. Lanzó tres puntazos a la cabeza que causaron cortes en el cuero cabelludo de su víctima.

Dos familiares del menor salieron de la vivienda y provocaron la fuga del asaltante, quien se alejó corriendo por Pasaje Acosta hacia calle Lisandro Segovia, luego habría girado en dirección a la avenida Teniente Ibáñez. Manando abundante cantidad de sangre el chico recibió la contención de sus allegados. Llamaron tanto a la Policía como al servicio de emergencias médicas. Dada la desesperación del momento, la madre del menor decidió no esperar más a la ambulancia y llevarlo en una motocicleta hacia el Hospital Pediátrico Juan Pablo II. En ese establecimiento médico realizaron las curaciones. Sutura de tres lesiones en distintas partes de la cabeza.

“Hoy tengo que dar gracias que no lo mataron. Podría haberlo matado por un celular. Después le dije a mi hijo: ‘tenías que haberle dado el teléfono’”, dijo Angela, mamá del adolescente. Acerca del maleante, la mujer precisó que se trataría de un joven alto, aparentemente con la cabeza rapada y que cubría de forma parcial su rostro con una gorra con visera. “Ya me habían robado la moto de acá. Mis hijos siempre están en casa y la verdad que pase esto… le decía (el ladrón) tu vida o el celular”, agregó Angela. La mujer asentó la denuncia en la comisaría Tercera. La causa sería iniciada por robo calificado en grado de tentativa y lesiones.

- A golpes sustrajeron mochila a estudiante

Dos “motochorros” asaltaron a un estudiante de 13 años y a golpes le sustrajeron una mochila en la que llevaba sus útiles escolares, un teléfono celular y una computadora portátil. Ocurrió anteayer a pocos metros de la Ruta Provincial 43, que conduce desde la ciudad de Corrientes a la localidad de Santa Ana. “A las 7 de la tarde, mi hijo bajó del colectivo que pasa por Ruta 43, en acceso a Santa Ana. Él va al colegio de Santa Ana, camina más o menos 10 metros, va por la calle 99 que lleva a Laguna Brava y ve una moto que va detrás de él. Más o menos 500 metros, esta moto se acerca, le reduce y un hombre le saca la mochila, donde tenía su netbook, sus útiles y el celular. Después lo tiran al piso, le rompieron el pantalón del uniforme, y huyeron”, dijo Bárbara, mamá del menor, en declaraciones a Radio Dos.

“Eran motochorros; dos en una moto. Él corrió hasta el destacamento policial que hay ahí. La Policía le llevó para tratar de alcanzarlos, pero fue imposible, no los alcanzaron”, indicó la mujer a ese medio periodístico. “Gracias a Dios no pasó a mayores. Está con miedo, no quiere volver a la escuela, está preocupado por sus útiles. Hice la denuncia en Laguna Brava e iban a ver qué podían hacer”, añadió. Por este hecho, hasta el momento no hay detenidos como tampoco sospechosos.