Get Adobe Flash player

Un arrebatador fue linchado y por poco termina ahorcado

Imágenes impactantes que se conocieron públicamente dieron cuenta del castigo que vecinos propinaron a un sujeto, quien momentos antes quiso atentar contra una joven -quien iba con sus pequeños hijos- para sustraer un celular.

Lo ocurrido durante la noche del martes se suma a otros linchamientos, en los que delincuentes fueron atrapados en flagrante delito por otros personas, quienes golpearon ferozmente a los criminales. Vale aclarar que en otros hechos, catalogados como arrestos ciudadanos, no se registraron mayores agresiones. En el último caso, registrado en el barrio 17 de Agosto, Héctor V. de 24 años fue encontrado por agentes de la comisaría Decimoctava reducido por vecinos. Estaba boca abajo con sus brazos amarrados que tocaban su espalda. La soga también ataba al cuello del hombre.

Las personas que tenían reducido al individuo señalaron, “es que el sospechoso quiso atacar a una joven que iba con dos pequeños, uno de ellos era un bebe -llevado en brazos por la muchacha-. Aseguraron que la víctima de robo caminaba por calle Sánchez de Bustamante y San Francisco de Asís y de repente el hombre le arrebató el celular que la muchacha tenía consigo, quien poco pudo hacer para defenderse, teniendo en cuenta que estaba con los chicos. La progenitora, ante ello, comenzó a gritar para pedir ayuda, ante lo cual algunas personas presentes intervinieron y persiguieron a Héctor V., hasta cercarlo y darle alcance. Luego de reducirlo, lo ataron y llamaron a la Policía.

Ante el relato de los presentes, los efectivos retiraron la soga y lo esposaron para llevarlo hacia la comisaría mencionada. No revistió heridas graves. Las lesiones se focalizaron en los brazos, la espalda y el cuello, por la acción de la soga. Más allá de las imágenes impactantes que dieron cuenta del castigo, lo cierto es que en otros casos, los ladrones sufrieron heridas más graves. Tal como ocurrió con un sospechoso conocido como “Davicho”, quien en el barrio General Güemes fue linchado y terminó con la cara desfigurada, hasta tal punto, que ni siquiera los policías lo reconocieron a pesar de tener un amplio prontuario. Hecho similar aconteció en el barrio Universitario, aunque en ese caso el linchamiento fue filmado y el sospechoso era un adolescente.