Get Adobe Flash player

Hombre fue apuñalado en una pelea con un vecino

Los protagonistas viven en un inquilinato. Pero la riña fue en la vía pública, a pocos metros de una parada de colectivos de Avenida Chacabuco. En ese lugar mantuvieron una ríspida discusión. Luego uno de ellos hirió al otro de un certero puntazo en el abdomen.

La pe­lea en­tre dos ve­ci­nos, man­te­ni­da en una ave­ni­da de la ca­pi­tal co­rren­ti­na, con­clu­yó con uno de ellos he­ri­do de una pu­ña­la­da en el ab­do­men. Ocu­rrió el do­min­go a la no­che en el ba­rrio San­ta Te­re­si­ta, don­de am­bos ha­bi­tan en un in­qui­li­na­to. La víc­ti­ma del pun­ta­zo es un hom­bre de 42 años, iden­ti­fi­ca­do co­mo Ra­món Au­gus­to Co­ro­nel, quien fue asis­ti­do en el Hos­pi­tal Ánge­la Lla­no.

Los mé­di­cos, del men­cio­na­do es­ta­ble­ci­mien­to sa­ni­ta­rio, de­bie­ron re­a­li­zar una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca. La le­sión del pa­cien­te fue con­si­de­ra­da co­mo “gra­ve”. Has­ta ayer el sos­pe­cho­so de co­me­ter la agre­sión per­ma­ne­cía en li­ber­tad. Es­tá ple­na­men­te iden­ti­fi­ca­do. A la vez, la con­cu­bi­na de Co­ro­nel lo de­nun­ció por ame­na­zas de muer­te y di­jo es­tar con mie­do por­que sus do­mi­ci­lios son lin­dan­tes, do­mi­ci­lios en los cua­les vi­ven al­qui­lan­do. De acuer­do a in­for­ma­ción co­no­ci­da, el epi­so­dio tu­vo lu­gar en Ave­ni­da Cha­ca­bu­co ca­si Las He­ras, apro­xi­ma­da­men­te a cua­tro cua­dras del in­qui­li­na­to.

An­te­a­no­che, a eso de las 21, Co­ro­nel y un ve­ci­no al cual co­no­cen con el alias de “Be­to” man­tu­vie­ron una dis­cu­sión aca­lo­ra­da en ple­na vía pú­bli­ca. El in­ter­cam­bio de in­sul­tos y acu­sa­cio­nes, por un mo­ti­vo no es­ta­ble­ci­do de par­te de las au­to­ri­da­des, pa­só a ma­yo­res cuan­do el hom­bre de apo­do “Be­to” ex­tra­jo un cu­chi­llo ti­po car­ni­ce­ro de en­tre sus ro­pas. En ese mo­men­to lle­gó la pa­re­ja de Co­ro­nel, una mu­jer que es­ta­ría em­ba­ra­za­da, quien que­dó en me­dio de la pe­lea y tras re­ci­bir un em­pu­jón ca­yó al pi­so des­ma­ya­da.

Oca­sio­na­les tes­ti­gos de la re­yer­ta co­men­za­ron a lla­mar al nú­me­ro de emer­gen­cias po­li­cia­les 911. De tal ma­ne­ra, efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal De­ci­mo­no­ve­na con­cu­rrie­ron a los po­cos mi­nu­tos y ha­lla­ron ti­ra­da a la mu­jer. Mien­tras a po­cos me­tros es­ta­ba Co­ro­nel acu­san­do una le­sión pun­zo cor­tan­te en la re­gión ab­do­mi­nal. El pre­sun­to au­tor del ata­que san­grien­to ha­bía es­ca­pa­do ha­cia las ca­lles del ba­rrio San­ta Te­re­si­ta.

An­te la con­fu­sión del mo­men­to, las dos per­so­nas afec­ta­das por el in­ci­den­te, fue­ron en­via­das en dos am­bu­lan­cias de la Di­rec­ción de Emer­gen­cias Sa­ni­ta­rias. En una de las uni­da­des tras­la­da­ron a la mu­jer rum­bo al Hos­pi­tal Es­cue­la. Y al hom­bre apu­ña­la­do ha­cia el Hos­pi­tal Lla­no. Ho­ras des­pués la con­cu­bi­na de Co­ro­nel in­di­có que el ve­ci­no acu­sa­do del ilí­ci­to lan­zó ame­na­zas con­tra ella y su fa­mi­lia. “Los voy a ma­tar a to­dos”, ha­bría di­cho el acu­sa­do. El he­ri­do con­ti­nua­ba in­ter­na­do mien­tras las au­to­ri­da­des ini­cia­ron una cau­sa ca­ra­tu­la­da co­mo “le­sio­nes gra­ves con ar­ma blan­ca y ame­na­zas”.