Get Adobe Flash player

Ladrones vendían motocicletas robadas usando el WhatsApp

Guardaban los vehículos sustraídos en una gomería. Mediante redes sociales captaban “clientes” que terminaban formando grupos cada vez más grandes en la aplicación de mensajería telefónica. Parecía una tienda virtual. Hay un detenido y tres motos recuperadas.

La Policía de Corrientes descubrió cómo una banda de ladrones de motocicletas operaba en la capital provincial, aprovechando al máximo las redes sociales y la aplicación de mensajería telefónica llamada WhatsApp, con la cual formaron grandes grupos a los que iban sumándose sus “clientes”. Por el caso ayer detuvieron a un joven, identificado como Carlos Gabriel E., de 26 años, y estaban tras los pasos de otros sujetos seriamente sospechados en los delitos de sustracción de vehículos y comercialización de elementos mal habidos.

Autoridades de la Dirección de Investigación Criminal, en base a una pesquisa iniciada días atrás, establecieron una curiosa modalidad delictiva. Varios maleantes conformaban una red dedicada a la sustracción de motocicletas para posteriormente ofrecerlas a la venta en un mercado “virtual”. Mediante el uso de redes sociales realizaban publicaciones en las que ofertaban vehículos “enteros” o bien sus accesorios (plásticos, luces, motores, ruedas, etc.).

Una vez que captaban la atención de posibles “clientes” los sumaban a grupos de WhatsApp, a través de los cuales mantenían fluido contacto y en los cuales realizaban los ofrecimientos a medida que obtenían la “mercadería”. Todo parecía ser una tienda virtual, con publicación de fotografías. Al momento de llegar a la instancia de una operación de comercialización las charlas pasaban a un plano un tanto más privado. El interesado y el vendedor arreglaban siempre a través de mensajes telefónicos los costos, forma de pago y sitio de entrega antes de consumar la compra-venta.

De acuerdo a información conocida por diario época, los detectives llegaron ayer a la mañana hasta una gomería situada en la zona Sur de la capital, sobre avenida Cuarto Centenario. Allí, con ciertos datos, supieron que estarían algunas motocicletas producto de robos cometidos en este año. Una Honda CG 125, una Honda Wave y una Gilera 110 estaban adentro del local, desguazadas casi en su totalidad. Tal sitio, según presunciones desprendidas de la investigación, era utilizado como “aguantadero”.

El joven de 26 años resultó detenido en este primer procedimiento. Pero estaban encaminados otros operativos, y posiblemente algunos allanamientos, para tratar de localizar y apresar a más sospechosos, quienes en la organización delictiva presuntamente tenían diferentes roles. Ya son varios los ilícitos que se cometían con el uso de redes sociales o de telefonía celular y merced a distintas pesquisas salieron a la luz.

La Policía descubrió a principios de este mes el accionar de tres sujetos que intentaban vender motos sustraídas ofreciéndolas en Facebook. Entonces hubo dos detenidos (en el barrio Belgrano) y otro continúa prófugo. En estos días publicaron imágenes de la facilidad con la cual ladrones son capaces de robar motocicletas estacionadas en la vía pública. Una cámara de seguridad, instalada en un comercio de calle Córdoba casi San Martín, captó el movimiento de un delincuente, quien tardó menos de diez segundos en subir a una moto 110, forzar la traba de manubrio y llevarse caminando el vehículo a plena luz del día sin despertar sospechas en ocasionales transeúntes y automovilistas.