Get Adobe Flash player

Cayó la banda de los narco remises en Capital

Se cree que está detrás del contrabando frustrado de casi dos toneladas de marihuana. Ayer los atraparon con 50 kilos de la sustancia.

Una ardua investigación contra una banda dedicada al narcotráfico alcanzó su clímax ayer cuando se registró la detención de quien sería su líder. También fueron arrestados otros dos sujetos, apuntados como los principales colaboradores del presunto cabecilla criminal. Según se estima, los sujetos lavaron efectivo mal habido a través de préstamos de dinero y la compra de automóviles usados para remises. Es así que un móvil de una reconocida empresa del rubro fue secuestrado en el marco de varios allanamientos realizados en la capital correntina.

El supuesto jefe narco fue identificado como “Gamuza”. La historia de su arresto inició con un megasecuestro de marihuana, más de dos toneladas, las cuales eran transportadas en camión y fueron interceptadas en plena operación, a mediados del año pasado. En dicha oportunidad, gendarmes del Escuadrón 48 de Corrientes realizaron un operativo vehicular por Ruta Nacional 12, en inmediaciones de la localidad de Riachuelo. Allí recurrieron a la ayuda del perro antinarcóticos que detectó la presencia de droga en el semirremolque que llevaba el camión.

Es así que el conductor fue detenido inmediatamente bajo la supervisión del Juzgado Federal de Corrientes. Tras ello se llevaron adelante las mencionadas tareas de inteligencia. La actividad de los investigadores llevó a sospechar, en base a evidencias recolectadas en distintos procedimientos, que la marihuana provenía de Paraguay y era acopiada en la capital correntina. Tras esto, la sustancia verde era cargada en camiones que iban por Ruta 12 con destino a la ciudad de Buenos Aires. Asimismo se estima que los vehículos de gran tamaño, en algún tramo del camino, se desviaban hacia Ruta Nacional 14 e ingresaban a la mencionada provincia por la localidad de Zárate.

Otra hipótesis del caso es que tras el secuestro de más de dos toneladas efectuado por Gendarmería, los narcos decidieron mermar sus actividades delictivas, por lo que se dedicaron a lavar el efectivo. Es así que realizaron la compra de varios autos, los cuales habrían sido destinados a ser usados como remises. Por otro lado, también adquirieron motocicletas y comenzaron a prestar dinero.

- Volver a empezar

Sin embargo, luego de un tiempo de llevar adelante las maniobras para lavar el efectivo, los narcos volvieron a realizar envíos de marihuana hacia Buenos Aires, lo que marcó su final, debido a que la reincidencia permitió a los efectivos de la Policía Federal de Campana detectar a quienes serían los criminales. Tras algunas tareas de inteligencia y de acudir a informantes de la Fuerza, los uniformados pudieron “marcar” domicilios en la capital correntina, donde habían sido vistos los sospechosos.

Todo culminó con los allanamientos efectuados ayer. Primeramente se registró la detención del supuesto líder, “Gamuza”, encontrado en un domicilio donde también se halló un cargamento de marihuana, dividido en varios paquetes tipo “ladrillos”. Tras el correspondiente pesaje, que tuvo que ser efectuado ante testigos, se determinó que se trataba de 50 kilos, los cuales estaban dentro de cajas. Al arresto de “Gamuza” le siguieron las detenciones de quienes serían sus colaboradores: uno conocido como “Diente” y el otro apodado “Yiyo”. Según el informe de la Fuerza federal, ambos fueron detenidos en distintos allanamientos, uno realizado por calle Cossio al 2.700 y otro por Cerdeña al 4.700.

Además de las aprehensiones se llevaron adelante secuestros de distintos elementos que son de interés para la causa. Entre estos se registran dos autos, cuatro motocicletas, un revólver Taurus calibre 38 especial, cincuenta cartuchos de bala calibre 9 milímetros y 100 cartuchos calibre 22. También se confiscaron chips telefónicos para celulares (tarjetas SIM) y una balanza digital, la cual sustenta la sospecha de que toda la droga se comercializaba. Además, las mencionadas tarjetas servirán para continuar con el avance de las investigaciones, ya que una parte de las averiguaciones se hacen a través de escuchas telefónicas. En el procedimiento intervino el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana.