Get Adobe Flash player

Uso de armas de fuego: en Corrientes priorizarán la capacitación policial

El ministro de Seguridad de la Provincia aseguró que si bien se “estudiará” la reglamentación nacional que flexibiliza la utilización de armamento letal, el trabajo del área se centra en la “profesionalización” de los agentes y el acondicionamiento de la Escuela de Cadetes. Afirmó que los homicidios violentos en la jurisdicción “son menos del 1%”.

Desde ayer, las fuerzas federales de seguridad están habilitadas para utilizar sus armas de fuego de una manera más flexible, gracias a una resolución emitida por el Gobierno nacional. Los agentes de Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y Seguridad Aeroportuaria podrán hacer “uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”, incluyendo el objetivo de detener a quien “represente peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad”, o “para impedir” su fuga; considerando a peligro inminente, entre otras situaciones, “cuando el presunto delincuente posea un arma letal, aunque luego de los hechos se comprobase que se trataba de un símil de un arma letal”. Además, los uniformados no necesitarán identificarse previamente cuando consideren que “dicha acción pueda suponer un riesgo de muerte o de lesiones graves a otras personas”.

Consultado al respecto, el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni, explicó que, al ser de alcance federal, la medida no afecta a las fuerzas correntinas, aunque de igual forma será analizada. “Podemos adherirnos a la reglamentación, hacer una adaptación, o una totalmente distinta que se relacione a nuestras necesidades, pero no tenemos la obligación de hacerlo y tampoco es una prioridad”, afirmó. Según López Desimoni, el trabajo que llevan adelante en la cartera que conduce está centrado en la capacitación del personal policial, y también en mejorar la infraestructura de los lugares de estudio, específicamente la Escuela de Cadetes. “Queremos una Policía cada vez más profesional, y por eso estamos haciendo un trabajo de fondo más importante que esto, que es la capacitación y la infraestructura”, sostuvo. “Interesa la capacitación permanente y un cuerpo profesional, porque el profesionalismo te da un abanico más amplio que el de la discusión de si tenemos que disparar o no”, agregó. De manera de argumentar su postura, el funcionario expuso que la resolución nacional apunta a resolver “la realidad que se vive en Buenos Aires”, destacando que “porcentualmente los homicidios en Corrientes tienen menos del 1%, mientras que la media nacional es de 5%” (calculando un asesinato cada 100 mil habitantes). “No digo que no tengamos, puede pasar, pero es ínfimo en comparación con Buenos Aires”, subrayó.

- Críticas

Por medio de su página de Facebook, la Red de Derechos Humanos de Corrientes criticó la aprobación de la resolución 956/2018 que flexibiliza la utilización de las armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad federales. El organismo provincial replicó en su red social un comunicado emitido por la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), en el que se afirma que “la norma (...) habilita el uso legal del arma de fuego en una serie de situaciones que son un resumen de las principales excusas utilizadas por miembros de las fuerzas de seguridad en su defensa cuando son juzgados por el fusilamiento de personas”. “Desde hoy, no serán judicialmente cuestionables los fusilamientos que se produzcan cuando se presuma verosímilmente que el sospechoso pueda poseer un arma letal, para lo que se dan una serie de ejemplos que hablan por sí mismos”, manifestaron, y sentenciaron que ahora “el gatillo fácil es ley”.