Get Adobe Flash player

Una empresa estatal se haría cargo del personal de los peajes de la región desde diciembre

La gerenta regional de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter, dijo que los trabajadores de las estaciones de Riachuelo, Ituzaingó, el Puente y Makallé pasarán a un ente conformado por Transporte y la DNV.

El Estado nacional se haría cargo desde diciembre de los peajes del corredor vial Nº 6, que abarca las estaciones de Riachuelo e Ituzaingó, en Corrientes; del puente General Belgrano y Makallé, en Chaco, y Colonia Victoria y Santa Ana, en Misiones –a cargo de la empresa Caminos del Paraná SA–, hasta que se liciten las obras por el sistema de  Participación Público-Privado (PPP) proyectadas para la región.

“La gente no pasa a formar parte de Vialidad Nacional, sino a una empresa estatal conformada por el Ministerio de Transporte y Vialidad Nacional, que se llama Concesiones Viales”, anunció este domingo la gerenta regional de la DNV, Ingrid Jetter. “Esa es la idea que a partir del 1 de diciembre”, explicó. “Desde 2016 estamos prorrogando las concesiones. Planteé que eso no podía continuar. Pese a que me llevo bien con la gente que ahí trabaja, desde el gerente hasta el peón que corta el pasto, no encuentro legitimidad para continuar estas prorrogas y dije que había que hacer algo hasta que salga la segunda etapa de las PPP, que reemplazará a esta concesión”, dijo Jetter.

La funcionaria reiteró que, dentro de la segunda etapa del sistema de PPP, en la que se incluye al corredor vial Nº 6, “están previstas obras como el segundo puente Chaco-Corrientes, la autovía hasta Saladas y ruta segura hasta la rotonda de 9 de Julio”. “En una reunión de directorio planteé que yo no puedo justificar más la prórroga” de la concesión vial, comentó Jetter este domingo en declaraciones a Radio Dos, ante la preocupación de los trabajadores de los peajes sobre qué ocurrirá con las estaciones del corredor Nº 6.

Comentó que la semana pasada, la visitó un gerente designado al frente de Concesiones Viales, la empresa estatal que se creó para intervenir una autopista que estaba a cargo de Cristóbal López. “Y para hacerse cargo y mantener a todos los empleados, creó una sociedad del Estado, que se llama Concesiones Viales, donde el Ministerio de Transporte tiene el 50% de las acciones y Vialidad Nacional, el 49%. La gente no pasa a formar parte de Vialidad Nacional, sino que queda dentro de la empresa. Esa es la idea que a partir del 1 de diciembre”, remarcó.