Get Adobe Flash player

Tras veto municipal solicitan distribución equitativa de farmacias

El intendente Eduardo Tassano frenó un artículo clave de una ordenanza. El Colegio que nuclea a los propietarios pide que se revea la medida para que barrios periféricos cuenten con lugares de expendio de remedios. Ediles analizan alternativas en la Tarifaria.

Semanas atrás, el Concejo Deliberante de Capital giró a la Comisión de Legislación el veto parcial de la ordenanza que prohíbe la comercialización de medicamentos de venta libre en kioscos y comercios no habilitados para esa actividad que en junio pasado se aprobó por unanimidad. Particularmente la cuestión se enmarca en el artículo que cuestiona la ubicación de las farmacias y su alta concentración en el macrocentro en detrimento de los barrios periféricos.

La presidente del Colegio de Farmacéuticos de Corrientes, Desireé Lancelle Monferrer, manifestó a época su “preocupación por el veto del intendente (Eduardo) Tassano” a su vez que admitió “sorpresa porque desarrollamos un trabajo previo presentando argumentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la normativa se aprobó por unanimidad”. A la vez mencionó que existe en la Legislatura local un proyecto con media sanción sobre distribución equitativa de farmacias. En provincias como Misiones y Córdoba ya avanzaron con medidas similares.

El artículo Nº5 es el motivo de la controversia y versa que “en razón de ser la farmacia un servicio público y a los efectos de una más adecuada prestación de dichos servicios, para la habilitación de nuevas farmacias dadas las necesidades de la comunidad y con el propósito de promover una distribución equitativa en los distintos sectores y barrios del Municipio, se establece una distancia mínima de 300 metros de puerta a puerta medidos sobre la vereda. Para traslados se establece una mínima de 150 metros medidos de puerta a puerta”. En tanto la prohibición para la venta en kioscos, supermercados y almacenes sigue vigente porque esa parte de la normativa no se tocó.

Desde el oficialismo comunal el concejal Fabián Nieves confirmó que el veto está vigente pero “igualmente existe la posibilidad de brindar alternativas con zonificación de farmacias, y aquellos que las instalen fuera de las cuatro avenidas se beneficien con exenciones”. Ello podría plantearse a partir del tratamiento de la Tarifaria, agregó. Lancelle insistió en que se trata de “una cuestión de salud pública por encima de un comercio común”, a la vez que resaltó que muchos farmacéuticos lograron mantener vigentes sus emprendimientos pese al avance de las grandes cadenas. “Antes la farmacia era de un profesional, con el decreto que desreguló el sector permitió que cualquiera persona puede hacerlo y generó un caos, crecimiento de farmacias en muchos casos sin el debido control. A modo de ejemplo citó lo ocurrido en una farmacia cuyos dueños estaban vinculados con el narcotráfico y fueron detenidos en junio pasado.

La entidad que preside Lancelle nuclea a 150 farmacias de toda la provincia. “Cumplimos una función fundamental, el vecino acude a consultarnos, somos testigos del peregrinaje de la gente, y defendemos la profesión porque notamos la falta que existe en los barrios, es el primer lugar al que recurren las personas vulnerables, no se trata de intereses económicos sino de salud”, puntualizó Lancelle. A su vez recalcó: “No somos formadores de precios, sino estipulados desde la industria farmacéutica” y aseguró que “la rentabilidad se ve afectada por retenciones que se aplican al sector por parte de las obras sociales o prepagas pese a lo que muchos creen”.

Los representantes del Colegio de Farmacéuticos solicitaron una audiencia con Tassano y días atrás se reunieron con el presidente del Concejo Deliberante, Norberto Ast “para que evalúen rever el veto, porque la salud pública no es solamente la atención sino el acceso a los remedios y el Estado debe garantizarlo. Por ejemplo, las campañas de vacunación del PAMI se ejecutan a través de las farmacias y con buenos resultados”, explicó Lancelle. “Sabemos que la desregulación trajo aparejado que las farmacias se conviertan en un comercio y otras mercaderes donde se venden las cosas más variadas, desde un casco, artículos electrónicos, no estudiamos para eso sino para dar un servicio”. Para finalizar aseguró que “las farmacias somos parte del sistema de salud pública y por ende debemos ser tenidos en cuenta”.