Get Adobe Flash player

Afianzan tareas para prevenir los casos autóctonos de dengue

En la capital son tres los detectados, todos importados. Por ello piden colaboración para el control de criaderos de mosquitos. Recomiendan a quienes viajaron y presentan algunos síntomas, concurrir al médico.

En Corrientes existe un trabajo preventivo por las enfermedades vectoriales como dengue, zika y chikungunya. En Capital no existen casos autóctonos y los detectados fueron de gente que viajó a Paraguay. Por esa razón y ante el movimiento turístico, los agentes sanitarios trabajan en dos vías, por un lado para eliminar cualquier foco de criadero del vector y por el otro, para evitar casos importados. El Municipio realiza semanalmente el trabajo de descacharrado en los barrios capitalinos para reducir el número de posibles reservorios de mosquito. Por eso, piden que la gente colabore en eliminar objetos y lugares en los que se pueda acumular agua y así se críe el mosquito transmisor.

Por su parte, las acciones del Ministerio de Salud más ampliadas son trabajos de concientización en los eventos masivos de la capital y presencia en las ciudades fronterizas. “Por ahora estamos tranquilos porque en Capital no tenemos casos autóctonos. En caso de que llegaran a aparecer, deberíamos ajustar algunas acciones”, señaló Luis Insaurralde, el jefe del programa provincial de Control de Enfermedades Vectoriales. Vale recordar que en la capital correntina el primer caso confirmado fue de un hombre del barrio San Benito que trabajaba en Chaco. El segundo y el tercer caso son de personas que habían viajado a Paraguay y volvieron con los síntomas. El bloqueo vectorial y búsqueda de febriles se realizó en las barriadas de San Benito, Laguna Seca y Pompeya.

En la ciudad de Mercedes, la cuestión es preocupante, y allí las acciones se afianzaron en la última semana por la aparición de dos casos autóctonos. Los trabajos de control y bloqueo vectorial y búsqueda de febriles se realizan en principio en cuatro barrios: Centenario, Comunicaciones, Bajo Flores y Castello. “Estamos haciendo una labor un poco más fuerte con los agentes sanitarios. En caso de ver algún reservorio de agua, se lo elimina y siguen los protocolos sanitarios correspondientes”, indicó Insaurralde. Desde el Ministerio de Salud Pública de Corrientes señalan que con el movimiento turístico de este fin de semana largo podrían aparecer nuevos casos. Para la cartera sanitaria es esperable que con la circulación de gente, se conozcan nuevos casos en las próximas semanas. “En el caso de los correntinos que viajan hacia Paraguay o Brasil pedimos que tomen las medidas preventivas para evitar el contagio”, señaló el referente de Enfermedades Vectoriales.

La recomendación principal es el uso de repelente cada dos horas de esa manera, evitan que los mosquitos piquen. “Promovemos que lo utilicen en horas pares para que la gente se acuerde de volverse a colocar el producto”, señaló a época el director general de Epidemiología Gustavo Fernández. Se debe tener en cuenta que el efecto del repelente dura dos horas y pasado esos minutos hay riesgo de que los mosquitos vuelvan a picar. En caso de la aparición de síntomas, piden concurrir de inmediato al centro de salud, cuando más tempranamente se detecta se evita el contagio. Vale señalar que entre los síntomas, se debe tener en cuenta fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos. Es importante que la persona no se automedique, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables, ya que favorecen las hemorragias.