Get Adobe Flash player

Corrientes recibió gran cantidad de turistas en el fin de semana de carnaval

Atraídos por los carnavales, espectáculos musicales y playas, los visitantes decidieron pasar el feriado en esta provincia. Pese a que a la mayoría de los hoteles estuvieron cubiertos, los visitantes demandan mayor variedad en lo gastronómico y otras comodidades.

De acuerdo a la información suministrada por el propio Gobierno Nacional, este fin de semana extra largo fue el más importante de los últimos años. Además, de entre los puntos turísticos elegidos por los argentinos, Corrientes figura como uno de los más destacados. Carnavales y playas son dos de los atractivos para los visitantes. Pese al boom de gente, aún hay muchas quejas por servicios que faltan en la capital provincial. La mayoría de los hoteles de la capital y de otros puntos de la provincia, estuvieron con casi el ciento por ciento de su capacidad cubierta.

El festival de Chamamé Tradicional -que se desarrolló en Mburucuyá-, sumado a los carnavales que se realizan en distintas localidades de la provincia, más la presencia del músico mexicano Marco Antonino Solís, fueron claves para que muchas personas optaran por este punto del Nordeste Argentino (NEA). Pero más allá de los atractivos culturales, Corrientes fue ganando turistas debido a las extensas playas de la costanera Sur -en la capital- y a los conocidos balnearios de Paso de la Patria, Ituzaingó y Empedrado, entre otros. Lamentablemente, la crecida del río Paraná perjudicó a algunos de ellos, pero no en un 100%.

Por ejemplo, en la capital provincial, las playas Arazaty I y II, en lo que va de la temporada no tuvieron inconvenientes. La extensión de los mencionados balnearios soportó el avance del agua. Es por eso que la mayoría de los turistas que visitan nuestra ciudad, pudieron disfrutar de los servicios que se brindan en ese punto costero. No es el caso de las playas Islas Malvinas I y II -ubicadas en la costanera General San Martín-. En estos dos casos, la crecida del río Paraná sí perjudicó gran parte de la temporada. Aquí el margen de arena es menor que en la Arazaty. Esta situación impidió que los turistas buscaran otras alternativas para escapar del calor. Pero además de la oferta de playas, la gente disfruta del paseo costero capitalino en horas de la noche. Miles de personas se acercan con autos particulares a divertirse en familia. Algunos lo hacen desde la opción más económica -traen sillas y mesitas, y gozan de una cena al aire libre- y otros se acercan a los bares que se encuentran sobre la avenida General San Martín.