Get Adobe Flash player

Prohíben deportes náuticos cerca de las playas correntinas

La medida, difundida por Prefectura”, apunta a “resguardar la seguridad” de las personas en los balnearios y también a quienes practican deportes en el rio. Buscan restringir el “fondeo” de embarcaciones a motor y de gran porte donde haya personas nadando o bañándose.

"La Prefectura de Corrientes informa a la comunidad que, acorde a los reglamentos vigentes, se encuentra prohibida la práctica de deportes náuticos en zonas habilitadas como balnearios y así también el fondeo de embarcaciones en zonas cercanas a playas y al canal de navegación”, difundió el organismo a través de un comunicado. La medida se argumenta en que “estas actividades representan un peligro para la seguridad de las vidas humanas”, en tanto se recuerda que existen zonas autorizadas para realizar las actividades deportivas que suponen un riesgo.

La prohibición exime a los kayacs, una actividad que es considera como deporte náutico, pero que sin embrago “no supone peligro de accidentes hacia otras personas ni hacia quienes los practican, siempre que cumplan con las medidas de seguridad requeridas”, explicó Diego Ramírez, subprefecto de la división de operaciones, al ser consultado por este medio. Etre los requisitos, se encuentra la utilización obligatoria de chalecos salvadidas, que las condiciones climáticas sean las favorables y que se practique en un horario diurno. Lo cierto es que si bien la reglamentación ya estaba vigente, personal de la Prefectura debió intervenir con sus patrullas varias veces en las últimas semanas ante la presencia de embarcaciones de gran porte “fondeadas” muy cerca de los balnearios.

El último fin de semana, navegantes de un yate se ubicaron cerca de la zona de boyas de uno de los balnearios correntinos. Y desde allí, sus ocupantes “se tiraban por la borda para llegar nadando hasta la costa, con el riesgo de ser interceptados por otras embarcaciones que venían navegando”, explicó Ramírez. La prohibición rige especialmente para embarcaciones a motor y de gran porte, al igual que para motos de agua y para quienes practica, por ejemplo, sky acuático. “La reglamentación señala que todas las embarcaciones deben navegar a 200 metros o más distancia desde las playas habilitadas, para que prevenir accidentes. Sin embargo eso no significa que no se puedan practicar deportes náuticos, sino que deben respetarse las zonas permitidas”, recordó el Subprefecto. En la costanera sur, casi en el extremo de la costa, se encuentra una zona “libre para actividades, que es también un espacio habilitado para el fondeo”, recordó. Al respecto, aclaró que “estar fondeado significa que las lanchas y yates se anclan al fondo del lecho del rio por un sistema de cadenas. No pueden quedar fijas demasiado cerca de las zonas habilitadas a los bañistas”, remarcó al final.