Get Adobe Flash player

Recepciones: usan hasta botellas de perfumes para ingresar alcohol

Como marca la tradición, egresados secundarios se presentan con sus familiares para vivir un momento único. Pese a esta situación, muchos optan por eludir los controles e incumplen con la ordenanza que restringe la venta y el consumo de bebidas en este tipo de evento.

Co­mo mar­ca el ca­len­da­rio, las re­cep­cio­nes en la ciu­dad de Co­rrien­tes se de­sa­rro­llan con un rit­mo in­ten­so en es­ta par­te del año. Has­ta dí­as an­tes de la fies­ta de Na­vi­dad se vi­vi­rán even­tos de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas. En las pri­me­ras no­ches, egre­sa­dos se­cun­da­rios elu­den los con­tro­les y ca­mu­flan el al­co­hol has­ta en bo­te­llas de per­fu­mes. Las re­cep­cio­nes que se de­sa­rro­llan en el club Bo­ca Uni­dos, al es­tar en la Cos­ta­ne­ra Sur, cuen­tan con un con­trol es­tric­to de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Co­rrien­tes. Pe­se a es­ta si­tua­ción, y la vi­gen­cia de la or­de­nan­za que pro­hí­be la ven­ta y el con­su­mo de al­co­hol en es­te ti­po de even­tos, los egre­sa­dos se in­ge­nian pa­ra ha­cer in­gre­sar be­bi­das a los dis­tin­tos lu­ga­res ha­bi­li­ta­dos pa­ra es­te ti­po de fies­tas.

Los or­ga­ni­za­do­res vi­si­bi­li­za­ron es­ta si­tua­ción y ase­gu­ran que se ven su­pe­ra­dos. “Lo que pa­só con la re­cep­ción que co­men­zó el mar­tes por la no­che y se ex­ten­dió has­ta las pri­me­ras ho­ras del miér­co­les nos su­pe­ró. Los chi­cos usan has­ta bo­te­llas de per­fu­me pa­ra ca­mu­flar el al­co­hol. Tra­ba­ja­mos pa­ra cum­plir con to­das las exi­gen­cias del Mu­ni­ci­pio, con per­so­nal de se­gu­ri­dad que lo cos­tea la em­pre­sa y la ri­gu­ro­sa ins­pec­ción del per­so­nal de la Di­rec­ción de Con­trol de la ciu­dad de Co­rrien­tes, y sin em­bar­go bur­lan la nor­ma y el ca­cheo que se re­a­li­za en el in­gre­so a la fies­ta”, di­jo una fuen­te de la fir­ma en­car­ga­da de las re­cep­cio­nes en el club de la ri­ve­ra.

Va­le re­cor­dar que la fies­ta del mar­tes fue pa­ra los egre­sa­dos del co­le­gio Rou­bi­ne­au. La mis­ma de­bía re­a­li­zar­se el pa­sa­do sá­ba­do 2 de di­ciem­bre pe­ro, por cues­tio­nes cli­má­ti­cas, fue sus­pen­di­da. Los dí­as de es­pe­ra fue­ron pa­ra que los jó­ve­nes agu­di­cen el in­ge­nio y pre­pa­ren las es­tra­te­gias pa­ra eva­dir los con­tro­les. De acuer­do a la in­for­ma­ción su­mi­nis­tra­da por in­te­gran­tes del equi­po de se­gu­ri­dad de la em­pre­sa or­ga­ni­za­do­ra, en el in­gre­so al club Bo­ca Uni­dos hay per­so­nal de guar­dia ur­ba­na, ins­pec­to­res de tran­si­to, de bro­ma­to­lo­gía -­todas de­pen­dien­tes de la municipalidad-­, ade­más de efec­ti­vos de la Po­li­cía de la pro­vin­cia de Co­rrien­tes. Pe­se a es­ta fuer­te pre­sen­cia de per­so­nal del Eje­cu­ti­vo co­mu­nal y del pro­vin­cial, los egre­sa­dos bus­can la ma­ne­ra de sor­te­ar esas ba­rre­ras hu­ma­nas pa­ra que el al­co­hol es­té pre­sen­te en los even­tos de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

Car­los Cá­ne­pa, di­rec­tor ge­ne­ral de Con­trol e Ins­pec­cio­nes de la ciu­dad, di­jo que en las ce­nas se re­a­li­za­ban ca­che­os. Des­de que co­men­za­ron las re­cep­cio­nes esa mo­da­li­dad mer­mó por­que los egre­sa­dos se pre­sen­tan con los pa­dres. “En­ten­de­mos que son los pa­dres los en­car­ga­dos de con­tro­lar es­ta si­tua­ción. De to­das ma­ne­ras sí se elu­den los con­tro­les, el al­co­hol que se in­gre­sa es ín­fi­mo y los en­car­ga­dos de or­ga­ni­zar las fies­tas tie­nen la po­si­bi­li­dad de ha­bi­li­tar el de­re­cho de ad­mi­sión. “Has­ta el mo­men­to to­dos los even­tos se es­tán re­a­li­zan­do con ab­so­lu­ta nor­ma­li­dad. No hay pe­le­as. Ve­re­mos qué pa­sa des­de el do­min­go. Mi fun­ción con­clu­ye el 9 de di­ciem­bre y el per­so­nal de con­tro­les es­pe­ra sa­ber quié­nes se­rán los en­car­ga­dos de con­ti­nuar con es­ta di­fí­cil ta­re­a”, con­clu­yó.