Get Adobe Flash player

Instalaron cuatro refugios en la zona más concurrida de Salta

Desde ayer, operarios de la Municipalidad de Corrientes colocaron módulos de hierro y chapa en las paradas que se encuentran entre las calles Hipólito Yrigoyen y Junín.

En la parte final, la actual gestión municipal decidió dar especial énfasis al corredor de la calle Salta y un tramo de La Rioja. En los últimos días, los trabajos se centraron en los cien metros más concurridos de la calle Salta -entre Junín e Yrigoyen-. Ayer se instalaron refugios para los usuarios del transporte. Allí se encuentran las paradas de distintas líneas de colectivos urbanos. De acuerdo al estudio técnico realizado por personal del área de transporte comunal, por la cantidad de usuarios que a diario circulan por esa cuadra, fue necesario avanzar con obras.

Es por ese motivo, que además del corredor exclusivo, se incorporó una plataforma que sobresale del cordón. Además, desde ayer comenzaron a colocarse refugios de metal. El objetivo no es tratar de perjudicar a los frentistas que se encuentran hace muchos años, conviviendo con un número importante de personas en la puerta de sus casas o su negocio. En total son cuatro los refugios que se colocaron en esa cuadra. Vale recordar que en ese tramo del corredor Salta circulan las líneas 103, 104, 105, 110, entre otros.

La mayoría de los usuarios ven con buenos ojos estas obras, aunque algunos critican las demoras en concretarlas. “El servicio de transporte es uno de los puntos más criticados por las personas que todos los días viajamos. Espero que las autoridades que asuman el 10 de diciembre tomen cartas en el asunto y tomen en serio los reclamos de los vecinos”, señaló Roberto, un usuario de la línea 104 D. Los comerciantes de la mencionada cuadra tienen opiniones divididas. Sergio es el encargado de una zapatería. De acuerdo a lo expresado, le sorprendió el lugar donde quedaron instalados los refugios.

“Nos prometieron ensanchar las veredas para que nosotros no tengamos tantos perjuicios. Sin embargo, con la instalación de los refugios se terminó achicando el espacio. En este local también tenemos un espacio donde se realiza la carga de crédito de la SUBE y las estructuras de hierro y chapa quedaron frente, a menos de 2 metros de distancia”, dijo el comerciante en comunicación con este medio. Por su parte, Laura es la propietaria de un local de ropas ubicado en Salta al 980. Desde su óptica, los trabajos que decidió encarar el Municipio capitalino son positivos. “Se mejoró el estado de las veredas. Nosotros estamos desde el año 2005 y el grado de deterioro de las veredas era considerable. Siempre este tipo de trabajos genera malestar de algunas personas. A nosotras no nos molesta”, comentó. “Me preocupa el poco espacio que hay para la circulación del agua. Las plataformas que colocaron sobre el cordón pueden ser una complicación los días de lluvias”, señaló la empleada de un comercio ubicado en Salta 988.