Get Adobe Flash player

Los ocupas del 17 de Agosto, entre el acuerdo y la resolución judicial

Cerca de 200 familias ocupan espacios privados en ese punto de la ciudad de Corrientes. Los que realizaron la primera toma deben aguardar lo que decida la Justicia, el otro grupo afirma que tiene arreglos con el dueño y que comprarán las tierras.

El ba­rrio 17 de Agos­to se trans­for­mó en el epi­cen­tro de las to­mas de te­rre­nos. Ade­más de la man­za­na usur­pa­da el vier­nes, en las úl­ti­mas ho­ras 17 fa­mi­lias se asen­ta­ron en un pre­dio pri­va­do que se en­cuen­tra a es­ca­sos 100 me­tros de la pri­me­ra ocu­pa­ción. La usur­pa­ción del vier­nes fue en un pre­dio ubi­ca­do so­bre pa­sa­je El Tré­bol, Ale­jan­dro Du­mas, Grou­sacc y Ne­co­che­a. En la tar­de de ayer, épo­ca vol­vió a re­co­rrer la zo­na y man­tu­vo con­tac­to con los ocu­pan­tes de esas tie­rras.

Pe­se al po­co tiem­po que le­van allí, el cli­ma en­tre los ha­bi­tan­tes es cor­dial. Pa­ra una ma­yor or­ga­ni­za­ción de­ci­die­ron ele­gir un de­le­ga­do. La per­so­na de­sig­na­da fue un jo­ven lla­ma­do Ale­jo, quien en con­tac­to con es­te me­dio dio un pa­no­ra­ma del cua­dro de si­tua­ción. En prin­ci­pio in­for­mó que hay una de­nun­cia po­li­cial y otra ju­di­cial. De acuer­do a lo ex­pre­sa­do por el de­le­ga­do, fue ra­di­ca­da por un hom­bre de ape­lli­do Tsu­ka­mo­to.

“Por suer­te pe­se a lo com­ple­jo de vi­vir en es­tas con­di­cio­nes, te­ne­mos la es­pe­ran­za de que es­tas tie­rras pue­dan ser nues­tras. So­mos gen­te de tra­ba­jo pe­ro sin te­cho. La ma­yo­ría o es­tá al­qui­lan­do o vi­ve ha­ci­na­da en la ca­sa de un fa­mi­liar”, di­jo el jo­ven en co­mu­ni­ca­ción con es­te ma­tu­ti­no. Va­le re­cor­dar que Tsu­ka­mo­to in­for­mó a épo­ca que ad­qui­rió esos te­rre­nos en el año 1973. Ade­más se­ña­ló que tie­ne unos 1.800 me­tros cua­dra­dos, una man­za­na que se en­con­tra­ba sin cer­co pe­ri­me­tral.

El ca­so es in­ves­ti­ga­do por el Juz­ga­do Nº2. Ri­ge una “me­di­da de no in­no­var”, im­pli­ca la pro­hi­bi­ción de que se al­te­re el es­ta­do de he­cho exis­ten­te al tiem­po de ini­ciar­se el pro­ce­so. Por tal mo­ti­vo, los ocu­pas no po­drán in­gre­sar ma­te­ria­les de cons­truc­ción. “Va­mos a res­pe­tar lo que de­ci­da la Jus­ti­cia. Es­ta­mos de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca y por la fal­ta de vi­vien­da que el Es­ta­do no pue­de so­lu­cio­nar. Pe­se a que tu­vi­mos que so­por­tar agre­sio­nes ver­ba­les y has­ta fí­si­cas de una mu­jer que se pre­sen­tó co­mo due­ña, no va­mos a res­pon­der los agra­vios”, di­jo otro de los ocu­pas.

Si bien no hay pues­tos fi­jos, la Po­li­cía pro­vin­cial re­co­rre per­ma­nen­te­men­te el pre­dio. En ese sec­tor del ba­rrio 17 de Agos­to se re­a­li­zó un cen­so. Los re­sul­ta­dos arro­ja­ron que hay 163 fa­mi­lias asen­ta­das. En la ma­ña­na de hoy el de­le­ga­do jun­to a otros ocu­pan­tes irán al juz­ga­do in­ter­vi­nien­te pa­ra in­te­rio­ri­zar­se de los de­ta­lles de la de­nun­cia. A es­ca­sos cien me­tros del lu­gar, se en­cuen­tra otro te­rre­no to­ma­do. Es­tá ubi­ca­do en­tre las ca­lles Flo­ren­cia y Grou­sacc -­ a es­ca­sos 50 me­tros de la Ave­ni­da Ca­za­do­res Co­rren­ti­nos.

Allí se en­cuen­tran 17 fa­mi­lias que, al igual de las que ocu­pan el otro te­rre­no, son del mis­mo ba­rrio. En es­te ca­so, de acuer­do a lo que in­for­ma­ron los ha­bi­tan­tes del nue­vo asen­ta­mien­to, hay un prin­ci­pio de acuer­do. “Man­tu­vi­mos con­tac­to con el pro­pie­ta­rio de esas tie­rras y nos ofre­ció ven­der esa por­ción de tie­rra. Es­ta­mos en con­di­cio­nes de pa­gar siem­pre y cuan­do sea una ci­fra que es­té acor­de a nues­tros in­gre­sos”, di­jo una de las per­so­nas que se en­cuen­tra des­de el sá­ba­do.