Get Adobe Flash player

Multitudinario cierre de la XVI Fiesta de la Naranja y la Diversidad Productiva en Bella Vista

Miles de personas participaron de la segunda y última jornada de la Fiesta Nacional de la Naranja y la Diversidad Productiva en Bella Vista, este fin de semana.

El predio polideportivo “Julio Cossani” estuvo colmado totalmente y el público disfrutó del show folclórico del Indio Lucio Rojas y, en medio del espectáculo, Juliana Sand fue elegida Reina Nacional 2018. El evento estaba previsto para el viernes, sábado y domingo, pero la segunda noche tuvo que ser suspendida por el mal tiempo. Ya el domingo, última noche del evento, un arranque emotivo acompañó la fiesta con un minuto de silencio por los tripulantes del submarino ARA San Juan, recientemente encontrado, seguido del himno nacional, interpretado por el grupo Pioneros en Inclusión, en lengua de señas.

Uno de los momentos más importantes del evento lo logró el folclorista Indio Rojas, con un repertorio que invadió los sectores de plateas y populares llevando a un clima de algarabía al público que, poco habitué a los sonidos folclóricos, sumó coros y bailes a la par de cada uno de los clásicos del talentoso cantor salteño. También hubo un reconocimiento a los embaladores citrícolas ganadores del concurso 2018, realizado el pasado fin de semana, en que Mario José Ledesma se impuso como bicampeón alzándose con un premio de $ 7.000, mientras sus inmediatos seguidores, Oscar Azcona y Ramón Azcona, recibieron  $ 4.000 y $ 3.000, respectivamente.

Otro de los momentos sobresalientes lo tuvo la elección y coronación de la nueva soberana naranjera, título que recayó en la joven Juliana Sand, de 20 años, estudiante de odontología, acompañada como virreina por Valentina Yank. La reina recibió un premio de $ 20.000 y su virreina, de $ 10.000, y también recibieron obsequios empresariales e institucionales. Las soberanas estarán asistidas económicamente durante su mandato de honor.

- Sin fuegos artificiales

Un dato particular de esta edición de la Fiesta de la Naranja es que se llevó a cabo sin fuegos artificiales, debido a que Bella Vista cambió los brillos y los estruendos por un sapucay, a partir de este año, siguiendo los nuevos conceptos de una comunidad que adhirió a las consignas de “bajo ruido” de las asociaciones proteccionistas de animales. Por último, el cierre de la velada estuvo a cargo de la banda uruguaya Mano Arriba, que contagió su ritmo pop característico llevado de la mano de su vocalista Natalia Ferrero, presentando parte de su última producción discográfica, Lo que pasa en la noche.