Get Adobe Flash player

Curuzú Cuatiá: los arroyos se desbordaron y debieron evacuar al menos un barrio

En Curuzú Cuatiá, los arroyos se desbordaron y el agua avanza. “El panorama es muy complicado. La lluvia no cesa”, dijo el intendente José Irigoyen mientras recorría algunos barrios afectados de la localidad, donde llueve hace cinco días.

El jefe comunal pidió a la población que ayude y colabore con los vecinos afectados, y que no arrojen basura a los desagües. “El arroyo Castillo fue el primero que desbordó y perjudica al barrio Unión”, contó Irigoyen. Por ello dijo que la Municipalidad tomó la decisión de “hacer un zanjeo por debajo de las vías”, ya que el agua amenaza a los barrios Centenario y Santa Rosa. “Son 6 o 7 manzanas. Imagínense la cantidad de personas que vamos a tener que rescatar”, dijo.

Aseguró que “todo el gabinete municipal está abocado” al trabajo de asistencia a los afectados, junto con los bomberos y la policía. Lamentó que “mucha gente no quiere salir” de sus casas. Por ejemplo, en el barrio Las Flores, un colectivo municipal se llevó a los niños y mujeres. Los hombres quedaron a cuidar sus viviendas. La Municipalidad dispuso que la sede social del Club Santa Rosa funcione como centro de evacuación. Allí se servirá la cena, al igual que en el Centro Integrador Comunitario (CIC).