Get Adobe Flash player

Hallaron cargamento que superó la media tonelada de marihuana

Vehículos de dudosa procedencia, provenientes de otras provincias argentinas, siguen apareciendo en Corrientes con cargamentos de marihuana de distintas medidas. Es así que ayer gendarmes se toparon con un coche, en cuyo interior se halló poco más de media tonelada de la sustancia mencionada.

El hallazgo se produjo cuando miembros de la sección “San Cosme”, dependientes del Escuadrón 48 Corrientes, realizaban patrullajes preventivos en la jurisdicción. A un costado del camino, por Ruta 12 a la altura del kilómetro 1060, encontraron un automóvil Peugeot de tres puertas color gris.
Al constatar la chapa patente colocada, en el registro de la Fuerza se descubrió que autoridades de La Plata, provincia de Buenos Aires, habían efectuado un pedido de secuestro sobre el mencionado vehículo.

De este detalle fue notificado el Juzgado y la Fiscalía Federal de Corrientes, por lo que se ordenó que el coche fuera requisado. En el baúl se hallaron una gran cantidad de paquetes, que emanaban el distintivo olor a marihuana. Aparentemente, el Peugeot habría sido acondicionado para poder transportar ese cargamento. Lo cierto es que el coche de vidrios polarizados estaba literalmente repleto de droga, que pesó un total de 574 kilos. Como ya se dijo, no es la primera vez que un vehículo de dudosa procedencia es utilizado con fines narcos. Es que a los comerciantes de droga les resulta más efectivo utilizar dichos rodados, los cuales son fácilmente descartables. Asimismo los informes sobre las bandas narcos de Itatí dieron cuenta que los criminales “canjeaban” rodados por estupefacientes, con lo cual la red delictiva se ampliaba. Justamente hace un mes cerca de Itatí, también por Ruta 12 aunque sobre el kilómetro 1083, fue hallado un vehículo utilitario que contenía un cargamento de marihuana superior a la media tonelada. El rodado además tenía pedido de secuestro, el cual había sido emitido en septiembre del año pasado.

- Narco abandonó auto cargado de droga

Después de fugar de una patrulla de la Prefectura Naval Argentina, un narcotraficante abandonó un automóvil cargado con poco más de 90 kilos de marihuana en el barrio Itatí, en la zona Noreste de la capital correntina. Alrededor de las 23 el vehículo, un Fiat Uno gris de vidrios polarizados, circulaba por una avenida de la ciudad al momento de ser detectado por los efectivos, quienes ya estaban trabajando en su búsqueda a partir de una investigación iniciada previamente. Apenas advirtió que lo habían descubierto, el automovilista inició la fuga que culminó a poca distancia de la ribera del río Paraná. El móvil con los prefecturianos que iban atrás suyo encontraron al vehículo atravesado en una calle, con la puerta del lado del conductor abierta y las llaves colocadas. Fue una persecución breve, según dejaron trascender desde la institución de seguridad, en la que no hubo enfrentamiento u otra situación extrema.

El narco que circulaba en el rodado corrió hacia un sector oscuro. Sería un conocedor de la populosa barriada. Adentro del Fiat Uno, las autoridades de la PNA encontraron tres bultos grandes, cada uno de ellos cargado de decenas de paquetes tipo “ladrillos”. El contenido de cada uno de esos envoltorios era el de picadura de marihuana. La Fiscalía Federal número 1 recibió la noticia y ordenó el secuestró del vehículo, para ser llevado a la sede de la fuerza de seguridad en avenida Juan Torres de Vera y Aragón, próximo al puerto, donde realizaron más tarde el pesaje del estupefaciente. La marihuana estaba adentro de un total de 93 paquetes, los cuales arrojaron un peso exacto de 90,840 kilogramos. El trabajo de investigación iba a continuar en forma exhaustiva con la finalidad de obtener precisiones. En este sentido, buscaban dar con el dueño del rodado, entre otros procedimientos.