Get Adobe Flash player

Las zonas rurales de San Luis fueron las más afectadas

“La zona rural está en riesgo por la cantidad de animales muertos”, Así lo graficó José María Servin, vocero desde el Centro de Operaciones de Emergencias de San Luis del Palmar. Confirmó que son 400 las personas que continúan evacuadas y lo más urgente que solicitan son donaciones de alimentos no perecederos, frazadas y ropas de abrigo.

El panorama por las inundaciones en San Luis del Palmar sigue siendo desolador y las secuelas son aún mayores dado que las pérdidas materiales y sobre todo de ganado son totales. En la actualidad son 400 personas evacuadas. Si bien el Riachuelo está bajando, lo hace “muy lentamente”, según explicó Serbin que a las 6 horas marcó 4,08 metros.

Sin embargo, pese a que el recupero es lento y que muchas familias regresaron a sus hogares, el peor escenario es el de las zonas rurales. “Estamos en una situación de riesgo por la sanidad debido a la cantidad de animales muertos. Los accesos vecinales están totalmente destruidos y es imposible ingresar a la zona del campo por lo que la gente sigue aislada”, precisó. El ingreso para llevar todo tipo de asistencia sólo se lo hace a caballo o en tractores. El agua arrasó con todo: “Las alcantarillas están destruidas. No es solamente que haya bajado el agua, es la destrucción que quedó”, resaltó Servin.

COLOMBI RECIBE AL PADRE EPIFANIO BARRIOS

Servin confirmó que mañana el padre Epifanio Barrios será recibido por el gobernador, Ricardo Colombi, para evaluar la situación y elevar las demandas más urgentes. Todavía no se confirmó la hora. Cabe señalar, que el padre Barrios es uno de los máximos referentes que encabeza la asistencia a las familias sanluiseñas desde el primer momento y recorre a diario todas las zonas de desastre. “La idea del padre es estar tranquilo para conversar con el Gobernador por eso no trascendió la hora de la reunión. Eso lo maneja el padre”, indicó.

PÉRDIDAS TOTALES DE GANADO

San Luis del Palmar se caracteriza por la ganadería. De acuerdo a los relevamientos que se van haciendo a medida que bajan las aguas, las pérdidas son totales. “Hay pérdida de ganado menor y mayor. El ganado menor que son ovejas, chanchos y otros animales murieron todos. Esto genera preocupación y ya se trabaja con el Senasa ya que las napas se han contaminado y corre riesgo la salud en las zonas rurales. Sobre todo las vacas han sido afectadas y han fallecido una cantidad”, expresó Servin.

“El 70 por ciento son pequeñosproductores, quienes poseen ganado menor a las 50 cabezas y lo han perdido absolutamente todo”, remarcó. “Prácticamente hay que reconstruir todo el campo de San Luis”, describió Servin. En tanto, para seguir con la asistencia , solicitan la donación de alimentos no perecederos, frazadas y ropas de abrigo que se pueden acercar a Cáritas con sede en capital por calle Irigoyen o bien en la parroquia de San Luis del Palmar.