Get Adobe Flash player

La crecida del río Uruguay complica a varias localidades

En Santo Tomé, Alvear, Yapeyú, La Cruz y Paso de los Libres la emergencia hídrica pone en jaque a la población. La cantidad de evacuados y autoevacuados aumentan pese a que el avance de este curso fluvial aún no llegó a su mayor límite.

La cre­cien­te del río Uru­guay hi­zo su em­bes­ti­da en cin­co lo­ca­li­da­des que la cir­cun­dan, en­tre es­tas San­to To­mé, Ya­pe­yú, La Cruz, Al­ve­ar y Pa­so de los Li­bres. El ni­vel de aler­ta en es­tos lu­ga­res, por el com­por­ta­mien­to hí­dri­co, mo­ti­vó la eva­cua­ción de un gran nú­me­ro de ha­bi­tan­tes. El avan­ce pro­gre­si­vo del cau­ce de es­te cur­so flu­vial pu­so en ac­ción a las dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes es­ta­ta­les co­mo De­fen­sa Ci­vil, Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios, Pre­fec­tu­ra y las di­fe­ren­tes áre­as co­mu­na­les. Pe­se a que se pro­nos­ti­có un ce­se de llu­vias has­ta el 20 de ju­nio, en la zo­na del puer­to de San Ja­vier, lo que tra­e­ría ali­vio. No se co­rres­pon­dió es­te mis­mo au­gu­rio en Ga­rru­chos, don­de el río con­ti­núa en au­men­to.

El in­ten­den­te de San­to To­mé, Víc­tor Gi­raud, co­men­tó que ayer es­pe­ra­ban el pi­co má­xi­mo, de cre­ci­da del río Uru­guay que aún no lle­gó. Sin em­bar­go ase­gu­ró: “Si­gue cre­cien­do en Ga­rru­chos y has­ta la tar­de de ayer se man­te­nía en 14,70 me­tros la cre­cien­te”. El Je­fe co­mu­nal in­di­có que es­pe­ra­ban que en Ga­rru­chos se es­ta­cio­na­ra de ma­ne­ra gra­dual. A pe­sar de ello, el com­por­ta­mien­to no fue el es­pe­ra­do, “el río se man­tie­ne in­cre­men­tan­do su ni­vel allí y en San­to To­mé. Lo po­si­ti­vo es que hoy (por ayer) fue un lin­do día y pu­di­mos con­ti­nuar con los tra­ba­jos de asis­ten­cia a lo eva­cua­dos”, di­jo.

En tan­to se vis­lum­bró que en la re­pre­sa Cha­pe­có se man­tie­ne en ba­jan­te y el flu­jo aún per­ma­ne­ce en dis­mi­nu­ción, “de al­gu­na ma­ne­ra son da­tos alen­ta­do­res pa­ra nues­tra ciu­dad”, sos­tu­vo. Tam­bién ase­ve­ró que la ci­fra de eva­cua­dos se man­tie­ne en 722 per­so­nas. En esa ciu­dad, las ta­re­as im­ple­men­ta­das pa­ra aten­der a los afec­ta­dos se de­sa­rro­llan de ma­ne­ra ar­ti­cu­la­da. Gi­raud ex­pli­có que las ma­nos co­la­bo­ra­ti­vas se su­man, “por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes de la Pro­vin­cia, co­mo De­fen­sa Ci­vil, Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios y las dis­tin­tas áre­as del mu­ni­ci­pio, ade­más del Mi­nis­te­rio de De­sa­rro­llo So­cial que dis­tri­bu­yó mó­du­los ali­men­ti­cios, en los cin­co lu­ga­res don­de fun­cio­nan los cen­tros de res­guar­dos”. En­tre es­tos, men­cio­nó una es­cue­la, la So­cie­dad Ru­ral, un gal­pón ubi­ca­do en el ba­rrio Sar­mien­to, el com­ple­jo Mu­ni­ci­pal en­tre otros. Ca­be des­ta­car que los ve­ci­nos san­to­to­me­ños afec­ta­dos son los re­si­den­tes de los ba­rrios Ce­rro, Ita­cuá y Epam.

“La co­la­bo­ra­ción de los po­bla­do­res se des­do­bla, ade­más de los re­co­rri­dos de De­fen­sa Ci­vil lo­cal, que efec­túa en dos tur­nos la dis­tri­bu­ción de ali­men­tos, una por la ma­ña­na y otra por la tar­de, a es­to se su­man los es­fuer­zos de los ha­bi­tan­tes que no es­tán per­ju­di­ca­dos, quie­nes co­la­bo­ran pa­ra sa­car las per­te­nen­cias de los que es­tán con in­con­ve­nien­tes”, di­jo. En cuan­to a la aten­ción de la sa­lud, la de­sa­rro­lla el equi­po del hos­pi­tal San Juan Bau­tis­ta, que efec­túa do­bles re­co­rri­das. “Des­de el jue­ves que se re­a­li­za­ron va­cu­na­cio­nes ma­si­vas, pa­ra evi­tar cual­quier ti­po de apa­ri­ción de en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas”.
El Je­fe Co­mu­nal in­di­có que la si­tua­ción no cam­bió mu­cho, “el pa­no­ra­ma no va­rió y el pi­co de cre­ci­da, mien­tras no llue­va va a ser gra­dual. El nú­me­ro de eva­cua­dos se man­tie­ne”. En tan­to, an­te la po­si­bi­li­dad de com­pli­ca­ción en el pa­so so­bre el arro­yo Vi­ro­cay, de la Ru­ta Pro­vin­cial 94 que une San­to To­mé con Ga­ra­ví y Ga­rru­chos, in­di­có que “por aho­ra el agua no in­gre­só a la cal­za­da, el trán­si­to li­via­no con­ti­núa cir­cu­lan­do ya que la ma­sa lí­qui­da per­ma­ne­ce a un cos­ta­do so­bre la ban­qui­na. Sa­be­mos que su­po­ne ries­gos; es por eso que el pa­so no es­tá ha­bi­li­ta­do to­da­vía pa­ra el trán­si­to pe­sa­do”.

- Alvear

Por su par­te el in­ten­den­te de Al­ve­ar, Omar Ba­rros, in­di­có que por aho­ra la ci­fra de afec­ta­dos in­clu­yen a 57 fa­mi­lias, en­tre eva­cua­dos y au­to­e­va­cua­das, “al­gu­nas es­tán en cen­tro asis­ten­cia­les pe­ro en un gal­pón que se dis­pu­so pa­ra el res­guar­do; so­lo hay tres per­so­nas ma­yo­res y un ma­tri­mo­nio con tres me­no­res, el res­to se au­to­e­va­cuó y que­dó alo­ja­da en ca­sas de fa­mi­lia­res, quie­nes no qui­sie­ron ale­jar­se mu­cho de sus ho­ga­res, por mie­do a la in­se­gu­ri­dad”, ma­ni­fes­tó.

El Je­fe co­mu­nal ase­ve­ró que hay gal­po­nes don­de se alo­jan las per­te­nen­cias de los afec­ta­dos, me­dian­te la ayu­da de De­fen­sa Ci­vil quie­nes tras­la­da­ron sus bie­nes ma­te­ria­les pa­ra sal­var­las del agua. El Intendente de Alvear apuntó que en ese departamento los autoevacuados son alrededor de 40 familias, “que no se habían evacuado con la ayuda de los organismos que están operando”. Barros precisó que también “hay gente que recibe ayuda de amigos y fracciones políticas, que se sumaron en la asistencia”.

Por parte de las personas que reciben auxilio de la Comuna, declaró que se las inscriben en una lista: “Una vez que se las integran, luego se hace un relevamiento con la posterior entrega de alimentos y elementos como abrigos, colchones y frazadas”. Anoche el Jefe comunal dejó saber que se concretaría una reunión con el coordinador de Defensa Civil local, a cargo de Enrique Díaz, con quienes se ponen al tanto de la situación, en el que además “se plantean ideas y la planificación operativa”.

En tanto que el comportamiento del río en esa localidad presentó hasta la tarde de ayer, la altura de 13,43 metros, “con un aumento progresivo de 1 centímetros por hora en creciente”, precisó. El miércoles llegó el director de Defensa Civil Provincial, Eulogio Márquez, quien hizo un recorrido por las zonas afectadas. Cabe destacar que también arribaron agentes de Desarrollo Social el martes, quienes proporcionaron los padrones para enlistar a las familias que recibieron ayuda.

El titular del Ejecutivo Comunal aseguró que en la zona Sur de Alvear se instalaron tres comedores municipales, que trabajan en distintos barrios. “Allí ubicamos a la gente damnificada, quienes habitan en zonas lindantes al río Uruguay y el arroyo Aguapey, en estos lugares se brindan alimentos durante el mediodía, con almuerzo y a la tarde con una merienda”, detalló. Barros precisó que más de 250 personas comen en esos merenderos, abastecidos con recursos propios de la comuna.

- Pronóstico alentador y tránsito sobre Ruta 14

Por ahora el pronóstico acompañará, por lo menos de manera momentánea para seguir con la asistencia, indicó el Intendente, a la vez dijo que “la crecida sigue y complica, por hora estamos esperando el pico máximo”. La localidad dispone de una flota de automotores para trasladar a la gente evacuada. “Se instaló una guardia de la municipalidad y junto con Bomberos Voluntarios, donde organizan los operativos en el centro de coordinación”, declaró. En tanto que la circulación sobre la Ruta 14, en la entrada de Alvear, Barros manifestó que “momentáneamente, el agua está a la altura de la banquina y lejos de la calzada, la circulación es normal y en ambos sentidos”.

- Amplían la emergencia agropecuaria

El comportamiento irregular del río Uruguay que provoca inconvenientes a los habitantes de la zona ribereña, también transforma en un panorama oscuro a la producción ganadera. Es por eso que el gobernador de la provincia, Ricardo Colombi, firmó el Decreto Nº1.328 a través del cual amplía la emergencia agropecuaria al departamento de Alvear y valles inundables de los ríos Miriñay y Uruguay. La medida obedece a los graves problemas que se genera en esa región de la costa del Uruguay por las descomunal crecida de los cursos fluviales. De esta manera se abrió la instancia para acciones locales y fue elevada a la Nación para ser tratada por el Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios. El Decreto Nº1.104 había sido suscripto conforme a la sugerencia de la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria, que a mediados de mayo declaró la emergencia en once departamentos del Norte provincial, a raíz de los excesos hídricos registrados en abril.