Get Adobe Flash player

NOTICIAS DESTACADAS

Comenzarán obras del museo del chamamé y evalúan ampliación del Cocomarola

Comenzarán obras del museo del chamamé y evalúan ampliación del Cocomarola

El gobernador Gustavo Valdés y el Presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel...

Este lunes el pago del primer tramo del plus salarial

Este lunes el pago del primer tramo del plus salarial

La Municipalidad dio a conocer este jueves el cronograma de pago del primer tramo del plus...

Corrientes tendrá su propia fábrica de luminarias led

Corrientes tendrá su propia fábrica de luminarias led

El Secretario de Energía de la provincia, Eduardo Melano,  habló de las inversiones que...

  • Comenzarán obras del museo del chamamé y evalúan ampliación del Cocomarola

    Comenzarán obras del museo del chamamé y evalúan ampliación del Cocomarola

    Viernes, 19 Enero 2018 00:02
  • Este lunes el pago del primer tramo del plus salarial

    Este lunes el pago del primer tramo del plus salarial

    Viernes, 19 Enero 2018 00:02
  • Corrientes tendrá su propia fábrica de luminarias led

    Corrientes tendrá su propia fábrica de luminarias led

    Viernes, 19 Enero 2018 00:02

INICIO

Uno de cada cinco empleados municipales está “en negro”

El censo implementado por la recientemente asumida gestión municipal dejó sus primeros datos. La información obtenida permitirá a la actual conducción comunal contar con un punto de apoyo para implementar su política laboral. Esta busca mejoras en la condición y capacitación de los trabajadores y que ello repercuta en una moderna y ágil administración.

"Este censo y relevamiento fue histórico. Los trabajadores así lo sintieron y nos han expresado que jamás se les hizo preguntas como las del cuestionario. Además, destacaron que se pretenda conocer sobre sus inquietudes profesionales y de crecimiento laboral”, comentó Hugo Calvano, secretario de Coordinación de Gobierno de la Municipalidad. El 10 de diciembre de 2017, Eduardo Tassano asumió como Intendente de Capital. La falta de sistematización y el desorden administrativo encontrado fue tal que, como ejemplo, sólo basta señalar que el número de legajos de los trabajadores es diferente al total que indica la liquidación de sueldos.

Es decir, hay “verdaderos” trabajadores que no tienen legajo y que se les liquida el sueldo o que lo tienen pero perciben un haber diferente a lo que establece el expediente. O que hay una planta con muchos “supuestos” empleados a los cuales ni siquiera les hicieron un legajo. O muchas otras razones generadas por esa anarquía administrativa. La actual gestión municipal dejó en claro cuál es el Norte de su administración: modernizar el Estado. Y una de las primeras herramientas implementadas para el logro de los primeros objetivos fue, precisamente, el censo laboral. De acuerdo a lo apuntado por los funcionarios capitalinos, se realizó “con el objeto de obtener datos concretos que permitan conocer la situación actual del Municipio para delinear las políticas necesarias”.

Para la labor, se dispuso un equipo de treinta censistas y diez coordinadores distribuidos en los tres lugares de cobro durante el pago de aguinaldo y de sueldos. El total, el 96% del personal respondió al cuestionario. La población censada comprende a empleados municipales que se encuentran dentro del beneficio Neike, a los contratados y a los de planta permanente. En esta ocasión quedaron excluidos quienes pertenecen al Concejo Deliberante, los del programa Argentina Trabaja y los empleados que se encontraban de licencia.

En total fueron 6.383 los empleados censados. De ese total, unos 3.830 (el 60%) son de planta permanente, otros 1.156 (el 18,11%) son contratados y 1.377 (el 21,57%) son Neike (trabajadores irregulares encasillados en un supuesto programa laboral). Una curiosidad: 20 de los censados no pudieron especificar su situación laboral. A groso modo se puede decir que 6 de cada 10 empleados municipales cuentan con estabilidad laboral y todos los beneficios sociales. Mientras, uno de cada cinco son trabajadores “en negro” sin cobertura alguna.

De acuerdo a lo expresado por funcionarios municipales, la Comuna tiene en total 7.052 trabajadores (incluyendo los de la estructura del Concejo Deliberante, quienes no fueron censados). Según la Carta Orgánica, sólo podría emplear como tope el 1% de la población capitalina. Es decir, no debería contar con más de 4.200 trabajadores (en el mejor de los casos, la ciudad tendría unos 420 mil habitantes). Además, la Constitución Provincial establece que sólo se puede destinar el 60% de los recursos para el pago de personal. Hoy ese valor se eleva al 64%. Hoy, si se contara únicamente a los trabajadores de Planta Permanente no se violaría, en lo formal, ni la Carta Orgánica ni la Constitución provincial. Pero, en lo real, con los contratados y los Neike, ambos topes están desfasados. Otra herencia muy complicada que dejó el exintendente peronista Fabián Ríos al cardiólogo radical.

Los funcionarios capitalinos consultados por época aseguraron que la capacitación permanente de los trabajadores, su regularización y la carrera administrativa son objetivos trazados por su política laboral. Si bien la decisión de la gestión Tassano es “blanquear” y “dar estabilidad” al plantel de trabajadores, el pase a planta permanente de contratados y Neike significaría la violación de las legislaciones y leyes vigentes. “Es un límite que no podemos flanquear”, aseguran desde la Comuna. Pero, para cumplimentar el objetivo trazado, señalan que la regularización irá de la mano del cumplimiento de la ley. Por ejemplo, aseguran que los puestos dejados vacantes por quienes se jubilan serán cubiertos por los actuales contratados y neikes y “no metiendo otras personas de afuera”.

- Antigüedad

Del censo se desprende que 907 empleados tienen menos de tres años de antigüedad en el Municipio. La mayoría de ellos son Neike (es decir, están “en negro”): 576 (el 63% de ese total). Apenas 56 trabajadores (el 6%) tuvieron la “dicha” de ser incorporados a Planta Permanente. Este dato aporta un punto relevante: uno de cada seis empleados censados del Municipio ingresó en la gestión de Ríos. Los empleados de Planta Permanente son, en su mayoría, los de más años de antigüedad, hacen pico en 20 años trabajados en la Comuna, extendiéndose hasta los 40 años.

En el caso de los contratados, la mayor franja de antigüedad hace pico en los 15 años y luego disminuye, aunque hay excepciones como casos de trabajadores en esta condición laboral desde hace 25 años. Los Neike en su mayoría no superan los cuatro años de antigüedad. Pero hay casos asombrosos: hay empleados que reportan esta categoría irregular desde hace 20 años (pasaron de programa a programa siempre “en negro” en las sucesivas gestiones municipales).

- Nivel de estudio

Según los datos del censo, 410 empleados (el 6.42%) no terminaron la escuela primaria y unos 950 (14,88%) no concluyeron la secundaria. Entre estos dos ítems superan el 20% del total de trabajadores. El 10,32% de empleados censados (659 agentes municipales) respondió que no completó carreras de nivel Terciario; mientras que un 11,22% (716 empleados) posee título universitario. Otro dato sorprendente que dejó el censo: 71 Neike completaron su paso por las aulas universitarias. Y entre los contratados, el número es aún mayor: 165. Se trata de profesionales de diversos rubros que, sin embargo, revisten una condición laboral precaria e irregular (en el caso de los Neike) y sin estabilidad (los contratados).

“Hay muchos profesionales de la salud que son Neike o sólo tienen contratos. La verdad, creo que empezar la dignificación en todos los niveles es una urgencia. No entendemos con qué criterio se pasó a Planta a personal con el sólo argumento de tres años de antigüedad cuando no tenían formación o antecedentes mientras se dejó afuera a personal con contratos de 15 años que son médicos que todos los días atienden a cientos de vecinos capitalinos y que no tienen ningún tipo de formalidad o estabilidad”, analizó Calvano.

- Progreso laboral

Para el Secretario de Gobierno, la información recolectada permitirá a la gestión Tassano tomar las políticas para ir hacia la modernización de la administración. “¿Qué pretendemos? Que quienes no terminaron la primaria, lo hagan; que quienes no concluyeron la secundaria, la finalicen, que quien quiera seguir una carrera terciaria o universitaria pueda hacerlo”, señaló Calvano y agregó: “Y que todo repercuta en una contraprestación en el Municipio. Es decir, mejorar la condición de precarización del Neike, darles estabilidad a los contratados, y que los Planta Permanente puedan crecer personal y laboralmente con carrera administrativa, que los concursos les permitan ascender”.

- Radiografía primaria

“El censo lo hicimos para tener un diagnóstico, una radiografía primaria de la situación del personal municipal. Lo que buscamos es conocer con quién trabajamos, quiénes son parte de este Municipio, de este equipo, cuánto personal realmente trabaja, en qué áreas, qué tipo de perfil tienen desde lo formativo a lo familiar, saber cuántos tienen hijos, con qué tipo de estudios cuentan, y ver, área por área, qué perfil tienen sus empleados”, graficó Hugo Calvano, secretario de Coordinación de la Municipalidad.